Piden aclarar los contratos del Consorcio de Residuos Sólidos

Los grupos de la oposición en la Diputación de Málaga, PSOE e IU, pidieron ayer al presidente de la institución, Elías Bendodo, que aclare los detalles de los contratos del Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos, después de que se haya conocido que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha detectado una serie de contratos, presuntamente fraudulentos, entre ellos el que tienen las empresas FCC y Urbaser para la recogida y tratamiento de envases del consorcio.

En concreto, el contrato señalado por la CNMC, el de la recogida y tratamiento de envases, tiene una cuantía superior a los 76 millones de euros, según matizó la portavoz de la coalición de izquierdas, Antonia Morillas. El mismo fue adjudicado en abril de 2013 por un período de 15 años.

IU pedió la comparecencia de Bendodo en relación con este asunto en el Pleno de ayer, al entender que se trata de "un hecho extremadamente grave". Y el portavoz del PSOE, Francisco Conejo, señaló la necesidad de que el equipo de gobierno explique "qué pasó" con dicha adjudicación.

Frente a esta exposición, la diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, insistió en la "pulcritud absoluta" del proceso de contratación y defendió que el Consorcio "hizo perfectamente su licitación y adjudicó a la mejor oferta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios