Piden tres años de inhabilitación para un médico que causó lesiones a un paciente

  • El demandante tuvo que ser hospitalizado e intervenido en el Hospital Carlos Haya

La Fiscalía de Málaga ha solicitado tres años de inhabilitación para el ejercicio de su profesión y la pena de arresto de 12 fines de semana para un médico especialista en el tratamiento del dolor que atendió en varias ocasiones a un paciente que padecía de espalda sin las medidas adecuadas, causándole lesiones por imprudencia.

El afectado acudió en enero de 1999 a la consulta del acusado, en la capital, como especialista en el tratamiento de dolor. Le prescribió, según la calificación provisional realizada por el fiscal, la implantación de una bomba de perfusión intratecal que administraba cloruro mórfico.

El procesado hizo esta implantación en la misma consulta con una operación de cirugía en una camilla "sin medidas de higiene" y le dijo que acudiera periódicamente para el llenado de los recipientes. En enero de 2000, tras hacerle una limpieza porque el catéter estaba obstruido, notó un fuerte dolor de cabeza, perdió el conocimiento y tuvo que ir al hospital de urgencia.

Allí ingresado, recibió la visita del acusado y "sin medidas de ningún tipo, procedió a extraer el catéter intrarraquídeo, lo cortó a la altura de la cintura, sin explanar la bomba y lo dejó asomando el extremo", según el escrito de la acusación pública, en el que se dice que a consecuencia de esto el hombre sufrió meningitis.

Además, al permanecer la bomba "se le produjo una herida que no se cerraba", por lo que tuvo que ser intervenido por otros profesionales en el Carlos Haya, donde fue dado de alta en abril de 2000. Posteriormente, en el Servicio de Neurología del hospital le dieron otras medidas para el dolor, entendiendo que no era necesaria la bomba, por la que pagó unos 5.500 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios