Plan de reforestación para la zona afectada por el fuego

  • El presidente de la Diputación se reunirá hoy con los alcaldes de Pujerra, Jubrique, Genalguacil, Estepona y Benahavís

El peor incendio de la última década en la provincia de Málaga exigirá que se lleve a cabo un plan de reforestación para la zona afectada. Así lo anunciará esta mañana el presidente de la Diputación provincial, Elías Bendodo, que mantendrá un encuentro con los alcaldes de Pujerra, Jubrique, Genalguacil, Estepona y Benahavís, municipios afectados por el fuego que se originó el pasado sábado el Valle del Genal. Durante esa reunión, Bendodo les explicará las líneas maestras de ese plan de actuación y al término de ella visitará la zona afectada por las llamas.

El siniestro arrasó más de 750 hectáreas forestales, la mayoría incluidas en una zona de alto valor ecológico que estaba incluida dentro de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo entre Andalucía y Marruecos, además de gozar de la figura de protección de Lugar de Interés Comunitario (LIC) Valle del Genal y ser parte de la superficie que había sido propuesta como futuro parque nacional de Sierra Bermeja. El desastre ecológico sin precedentes en la provincia que ha dejado tras de sí las llamas de este incendio, considerado el primer gran siniestro en los dos últimos años en toda la comunidad andaluza, podría haber sido de menor dimensión si se hubiese previsto reorganizar el dispositivo del Infoca y dotar más retenes de guardia para las tareas de extinción ante la evidente y grave falta de lluvias de este invierno.

El pasado jueves volvió a reproducirse en una zona ya calcinada el miércoles por la tarde. La rápida intervención de los retenes del dispositivo del Infoca que todavía permanecían en la zona calcinada por las llamas desde el pasado sábado, con la ayuda de un helicóptero, permitió que el fuego no fuera a más y que fuera de nuevo controlado. Tampoco ha terminado todavía la investigación que la brigada especial del Infoca y la Guardia Civil está llevando a cabo para esclarecer las causas de este siniestro que todo apunta a que tuvo su origen en una zona de monte público de castaños en Pujerra que había sido arrendada a un particular. Una quema de rastrojos descontrolada es la hipótesis que se baraja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios