El Pleno de la Diputación aprueba la recuperación de la gestión del MAD de Antequera en 2019

  • Reclaman al equipo de gobierno del PP el desalojo administrativo del museo taurino, sin esperar a la resolución judicial

Fernando Francés, Elías Bendodo y Manuel Barón, en la presentación en Málaga del MAD en 2015. Fernando Francés, Elías Bendodo y Manuel Barón, en la presentación en Málaga del MAD en 2015.

Fernando Francés, Elías Bendodo y Manuel Barón, en la presentación en Málaga del MAD en 2015.

La Diputación de Málaga ha aprobado, con los votos a favor de todos los grupos excepto el PP, la moción del PSOE que reclama al equipo de gobierno la recuperación de la gestión del Museo de Arte de la Diputación (MAD) en Antequera, una vez se cumpla el plazo del contrato con el actual adjudicatario en el primer trimestre de 2019, sin que haya una renovación automática por un año, como permite el contrato administrativo.

El diputado provincial del PSOE Luis Guerrero ha criticado que el equipo de gobierno del PP optara por la privatización de la gestión del MAD, en el Palacio de los Colarte en Antequera, donde se exhibe la colección propiedad de la Diputación que abarca desde el siglo XIX hasta la época contemporánea. Todo ello, ha dicho, pese a que "una gestión pública directa sería mucho más barata".

Ha recordado que tras quedar desierto el primer concurso la institución optó por asumir los principales gastos de la explotación del museo, "adaptando las condiciones a las exigencias de la empresa que acabó siendo adjudicataria". "De esta manera, no sólo se externalizaba la gestión sino que la institución aseguraba al adjudicatario un proyecto sin riesgo", ha sostenido.

El socialista ha criticado que la Diputación pone las obras, pagó el transporte, instalación y montaje de las de la exposición permanente, mantiene esa muestra, paga todos los costes asociados al inmueble, mantenimiento del edificio, gastos de limpieza, agua, luz, telefonía, comunicaciones, seguridad, la impresión de los catálogos de las muestras temporales y permanente.

Además, ha especificado que como la gestión es externa, el control público se ciñe exclusivamente al cumplimiento del contrato de adjudicación "y no se puede entrar a día de hoy en exigencias profesionales, como las que ha puesto encima de la mesa la plataforma de artistas en contra de las malas prácticas en el MAD y el CAC, también gestionado por la misma empresa".

Guerrero ha indicado que este proyecto "no parece que esté cumpliendo las expectativas ni para los artistas ni para el público". En cuanto a las visitas al MAD, según la información facilitada por el equipo de gobierno al PSOE, cayeron un 18% entre el primer año de adjudicación y el segundo. Entre marzo de 2015 a marzo de 2016, 26.431 personas acudieron al centro expositivo, mientras que el siguiente ejercicio fueron 21.595 personas.

El portavoz de Ciudadanos, Gonzalo Sichar, ha recordado que ya llevó al pleno una moción sobre este museo y la gestión de la adjudicataria con compra de cuadros y registro de la marca por parte de la misma. "En el modelo de gestión del CAC Málaga y del MAD de Antequera se confunden los intereses privados del adjudicatario y el interés general", ha resumido.

Tras lamentar que no haya habido avances sobre los acuerdos de mayo, ha considerado que la gestión del MAD "es uno de los rincones más oscuros de esta Diputación", criticando también el coste de 13.000 euros de la página web: "nosotros pedimos un presupuesto y era de 800 euros e incluía mejoras como la optimización para buscadores".

Incluso, ha reiterado, el MAD "incurre en incumplimientos del propio pliego ya adaptado a sus propios intereses: número de exposiciones, mala conservación del patrimonio, algunas obras están en paradero desconocido", etcétera.

El diputado de Cultura, Víctor González, ha salido al paso de todas las críticas y ha recordado que se realizó un procedimiento abierto "con todas las garantías". Además, ha recordado a Sichar que contestó a la pregunta realizada sobre este museo: "recibió usted casi 200 folios".

"No hay nada absolutamente que ocultar ni esconder", ha recalcado, y ha lamentado la "interpretación" de los datos, al hablarse de bajada de visitas y ha precisado que el número de actividades en conjunto "siempre superó el mínimo exigido, en 2015, 2016 y 2017". Además, ha defendido que en el MAD en los dos últimos años han aumentado las actividades culturales y pedagógicas.

También ha aludido a las críticas de la Plataforma contra las malas prácticas y gestión del CAC Málaga y el MAD de Antequera señalando que en el mundo cultural hay artistas, "como pasa en política y en el mundo taurino y no todos los colectivos son representativos". González ha agregado que ya se aclaró en su día la compra de obras de arte. 

El pleno de octubre ha sido también de nuevo escenario de debate sobre el Centro de Arte de la Tauromaquia. Esta vez por la instalación de una pizzería y un bar de copas en la terraza del edificio.

El museo taurino ha sido otra vez criticado por el conjunto de la oposición; de hecho, PSOE -proponente de la moción-, Ciudadanos, IU Para la Gente y Málaga Ahora han insistido al equipo de gobierno del PP que desaloje ya al adjudicatario de la colección Juan Barco. Algo que, sin embargo, el diputado de Cultura ha dicho que no puede realizarse al estar a la espera de una resolución judicial para actuar "con las máximas garantías".

Para Conejo, "es inadmisible, un disparate" todo lo relacionado con este museo y ha reclamado responsabilidades políticas por la "connivencia". Además, ha pedido también abrir expedientes sancionadores por incumplimiento del pliego por parte de Barco.

Tras preguntar por el número de inspecciones realizadas por la Diputación ante los "reiterados" incumplimientos del pliego desde 2015, "usted no hizo nada", ha espetado Conejo, añadiendo que el desalojo administrativo "se puede hacer pero ustedes quieren un entramado judicial para que Juan Barco siga utilizando este inmueble".

González ha recriminado a Conejo que pida responsabilidades políticas y diga que el equipo de gobierno "mira para otro lado": "no le consiento ni le permito que diga eso. Lo de la pizzería no tiene nombre pero mientras usted presenta sus mociones este equipo de gobierno y los funcionarios siguen trabajando".

"Me quito el sombrero por la magnífica labor de los servicios jurídicos y todos los políticos deberíamos hacerlo", ha señalado, insistiendo en la seguridad jurídica "para tener las máximas garantías".

En este sentido, ha subrayado al dirigente socialista que "no le quepa la menor duda de que somos los primeros interesados de quitarnos este asunto de en medio, dicho en términos coloquiales".

Para el portavoz de Cs, Gonzalo Sichar, la ubicación de la pizzería y el bar de copas "demuestra que Barco es un energúmeno sinvergüenza por plantar dos negocios cuando tiene una orden de desalojo". En este punto ha criticado el modelo escogido por el PP para afrontar este tema incidiendo en que la Administración debería proceder a ejecutar el desahucio por la vía administrativa. "Se está riendo de nosotros", ha apostillado.

El portavoz de IU Para la Gente, Guzmán Ahumada, ha señalado que en este asunto el PP "suspende prolongadamente". "Es ineficaz y no quiere o no sabe solventarlo y tiene que haber responsabilidades políticas", ha incidido.

La portavoz de Málaga Ahora, Rosa Galindo, ha ironizado señalando que es la "primera vez" que no defiende "a un okupa", en referencia al concesionario del CAT. "No entendemos por muchas vueltas e informes jurídicos que desde 2015 se esté actuando de esa manera en este tema, que ya hasta me aburre", ha manifestado, al tiempo que ha pedido al PP que "se ponga las pilas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios