El Pleno rechaza reprobar a Hazañas por el caso de la piscina municipal

El concejal responsable del Distrito de Campanillas, José Hazañas, salvó la ropa ayer en el Pleno municipal gracias a respaldo de los suyos. Un total de 14 votos del PP -frente a 12 de PSOE e IU-, impidieron que saliera adelante la reprobación que pedían para él los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Málaga por su gestión de las presuntas irregularidades detectadas en la piscina municipal de esta barriada. El equipo de gobierno también frenó en bloque la creación de una comisión de investigación sobre este asunto, aunque llevó a Pleno una moción de urgencia para impulsar la tramitación de los procedimientos sancionadores puestos en marcha por el Consistorio.

Hasta cuatro expedientes sancionadores ha activado la Gerencia de Urbanismo en relación con esta piscina desde 2004, según señaló el concejal del área, Manuel Díaz Guirado. El último se incoó en noviembre pasado después de que el propio Hazañas, según el PP, denunciara la construcción de cuatro apartamentos en el recinto de la piscina. De ahí que los populares defendieran en el Pleno la actuación de este edil.

La oposición no fue benevolente. El concejal de IU Antonio Serrrano criticó que el concejal del PP "no hiciera nada durante cinco años", pese a que la piscina careciera de licencia de primera ocupación, fuera ampliada irregularmente y llegara a ser utilizada por los concesionarios como "depósito de materiales", entre otros fines. La concejal de PSOE Mari Carmen Sánchez acusó al alcalde, Francisco de la Torre, de ser "el máximo responsable de todo lo que ha ocurrido" y el portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, exigió "que se inicie el expediente de resolución del contrato". A esto último también dijo que no el equipo de gobierno, "para que los vecinos no se vean afectados". No obstante, la concesión actual se mantendrá sólo si es posible jurídicamente, dado el rosario de irregularidades detectado.

El Pleno también aprobó las nuevas tarifas del taxi, a las que se opusieron PSOE e IU. Y, por otro lado, el equipo de gobierno anunció que el Ayuntamiento se sumará finalmente al convenio-marco 2008-2011 de concertación impulsado por la Diputación, al que ya se habían adherido otros 97 municipios de la provincia y tres entidades locales y en el que faltaban el Consistorio de la capital y los de Torremolinos y Fuengirola. Así se conoció tras la presentación de una moción urgente en la que el PSOE instaba al Ayuntamiento a adherirse a este plan. De lo contrario no hubiera sido viable que la Diputación colaborase en iniciativas como la celebración de la Feria de Emprendedoras y Empresarias (Femma) o el Festival de Cine Español de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios