Plurilingüismo: el nuevo reto educativo

El mundo es un lugar cada vez más interconectado; grandes empresas hacen negocios con China, trabajadores españoles hacen entrevistas a través de internet con compañías de países extranjeros y cualquier usuario de la red se encuentra con la necesidad de leer artículos o ver vídeos en inglés. Sin embargo, España es uno de los países más atrasados de la Unión Europea en el conocimiento y dominio de segundas lenguas, lo que afecta, además de a la cultura de los ciudadanos, a su capacidad de ser competitivos en un mercado global y, por ende, a su nivel económico. Pero ¿por qué nos cuesta tanto hablar en otros idiomas?

Se sabe que la implantación de las segundas lenguas, cuando se adquieren tardíamente, se produce en un lugar diferente del de la representación de las lenguas maternas. Es decir, las entendemos como "ajenas a nosotros" y hemos de aprender, por ejemplo, sus reglas gramaticales de memoria, lo que suele ser complicado y poco eficaz. Sin embargo, cuando los diferentes idiomas se adquieren a la vez y tempranamente, suelen ubicarse en áreas comunes del lóbulo frontal, y el individuo los entiende como propios, de modo que asume sus reglas y su vocabulario de forma "natural".

En el Colegio MIT School, situado en el Parque Tecnológico, quieren aprovechar estos conocimientos para beneficiar a los alumnos malagueños. Por ello, imparten inglés y chino a partir de los tres años, de forma que los estudiantes interiorizan ambos idiomas de forma espontánea junto con el español. Lo hacen a través de canciones, vídeos, cuentos, juegos, aplicaciones de iPad y, sobre todo, a través de la comunicación diaria con sus profesores, bilingües y nativos.

En su día a día, además, los alumnos de MIT School también están en contacto con estudiantes de diferentes nacionalidades gracias a proyectos como PenPal Schools, una red de escuelas internacionales unidas gracias a internet, Etwinning, una plataforma de la Unión Europea que permite a los alumnos desarrollar proyectos colaborativos con otros niños y niñas del continente, o la participación en eventos internacionales tan señalados como los GA Days del Parlamento Joven Europeo.

Gracias a todo esto, los alumnos de Primaria, Secundaria y Bachillerato asumen con naturalidad sus asignaturas en inglés (incluso los recién llegados, pues cuentan con clases de apoyo específicas e individualizadas para ponerse al nivel de su clase). Además, son capaces de realizar con éxito tanto los exámenes oficiales de Inglés, que se celebran en el propio Colegio (pues es un centro homologado por la Universidad de Cambridge, abierto a alumnos y externos), como los exámenes oficiales de chino del Instituto Confucio (similar en sus funciones al Instituto Cervantes en España). De hecho, las pruebas internacionales de mandarín YCT y HSK se celebran en muy pocas provincias españolas, y MIT School es el único centro examinador en Málaga.

No obstante, no son estos los únicos exámenes que acreditan el plurilingüismo del centro. Los estudiantes de MIT School también obtienen las certificaciones internacionales del Deutsche Einsatz Amt (pues aprenden alemán a partir de los nueve años) y de la Alliance Française, pues adquieren el francés a partir de los 12. Gracias a estas acciones coordinadas, el centro ha recibido en menos de cinco años el Premio Andalucía Excelente en la categoría de 'Formación Plurilingüe' y el Premio a la Internacionalidad otorgado por Education First. Pero, como insisten desde el propio Colegio, su mayor premio es "hacer posible cada día que nuestros alumnos y alumnas adquieran las competencias suficientes tanto para manejarse en varios idiomas como para ser ciudadanos libres, responsables y felices".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios