La Policía Local ha detenido hasta 5 veces a los ladrones de San Miguel

  • El Ayuntamiento de Torremolinos recuerda que la principal responsabilidad de atajar los asaltos a turistas es de la Policía Nacional y pide a los vecinos que denuncien

Comentarios 2

La Policía Local de Torremolinos reconoció ayer en un comunicado que "ha identificado y detenido en varias ocasiones" por delitos menores y faltas al grupo de jóvenes que los vecinos del entorno de la calle San Miguel denunciaron en este periódico como autores de una oleada de robos y citaba la información publicada en la que uno de los vecinos comentaba que los autores de estos hechos "al día siguiente están en la calle".

Concretamente, tres de esos jóvenes, extranjeros y mayores de edad, han sido detenidos por la Policía Local hasta en cinco ocasiones, habiendo estado internados en los centros de menores de Torremolinos y en el de Álora, dándose además la circunstancia de que uno de ellos tiene incluso orden de expulsión del territorio nacional.

No obstante, la Policía Local destacó que no tiene constancia de que ninguno de esos denunciantes ante los medios de comunicación haya presentado formalmente denuncia alguna contra los presuntos delincuentes, "como deberían haber hecho".

En ese mismo comunicado el Cuerpo también insistió, para que los ciudadanos tengan conocimiento, en que la "competencia y primera responsabilidad de la seguridad ciudadana en el municipio corresponde al Ministerio del Interior". A pesar de ello, desde la Policía Local, "el esfuerzo por colaborar es permanente, con los medios de que dispone y dentro de sus competencias, para intentar paliar los hechos delictivos que se producen en el término municipal, una labor de cuya eficacia dan fe las numerosas detenciones realizadas a lo largo de cada año", explicaba el comunicado.

Como conclusión el Cuerpo añadió que "se trata de un problema de fondo cuya responsabilidad en modo alguno puede achacarse al Ayuntamiento, que considera que estas denuncias se inscriben en una campaña premeditada y exagerada que pretende el desprestigio del propio Ayuntamiento, que en realidad significa un perjudicial alarmismo, sobre todo si se tiene en cuenta que los responsables directos y últimos de la situación denunciada son el Ministerio del Interior y las leyes actuales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios