La Policía Local interviene 10.000 artículos pirotécnicos

  • Se trata de una tienda que vendía a menores. El propietario ha sido denunciado

El propietario de una tienda de Puerto de la Torre ha sido denunciado por infringir el reglamento de explosivos por poseer y vender a menores artículos pirotécnicos que no cumplen la normativa. Al hombre, que carecía de permiso de la Subdelegación del Gobierno para comercializarlos, se le intervinieron más de 10.000 de estos productos.

La intervención se inició sobre las 20.00 del jueves, después de que una patrulla de la Policía Local se topase con unos jóvenes que estaban jugando con petardos en la calle.

Éstos contaron a los agentes que los habían adquirido en una tienda cercana, por lo que fueron a inspeccionarla y comprobar esta afirmación.

Fuentes policiales explicaron que en el almacén del establecimiento se hallaron centenares de cajas que contenían cada una entre 10 y 12 unidades de artículos pirotécnicos de diversos tipos, como tracas, volcanes voladores y petardos de gran potencia, que podrían causar lesiones graves a un niño que no los emplee adecuadamente.

Los agentes solicitaron al propietario la documentación necesaria para comercializar estos artículos, y que ha estado expidiendo la Subdelegación del Gobierno. Pero éste carecía de ella y finalmente fue denunciado por no respetar el reglamento de explosivos.

La mercancía fue intervenida y trasladada a dependencias policiales.

Las citas fuentes recordaron que para comercializar estos artículos es obligatorio contar con un permiso especial, "aunque la peligrosidad del petardo sea mínima".

El Ayuntamiento de Málaga informó recientemente sobre el dispositivo de seguridad para Navidad y uno de los puntos en los que aseguró que se iba a incidir era en el control de la venta de estos productos. Esta intervención y las continuas inspecciones que se están llevando a cabo en comercios y en los puestos habilitados en el Parque, demuestran que la advertencia no era papel mojado. Hay que recordar que en el pasado se han producido amputaciones de dedos y pérdida de visión en menores que jugaban con estos artículos pirotécnicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios