La Policía halla 1,3 millones de archivos pedófilos en una vivienda en Vélez

  • Descubre una "habitación secreta" en la casa del investigado, al que también acusa de abusar de menores

Disponía, supuestamente, de una habitación "secreta" en la que exhibía a las niñas imágenes pornográficas. Esa es la principal hipótesis que maneja la Policía Nacional, que investiga a un hombre de Vélez-Málaga por presuntos abusos sexuales a menores, provocación sexual y pornografía. Hasta el momento, los agentes le han intervenido 1.300.000 archivos pedófilos. La investigación, según informaron ayer desde la Comisaría provincial, se inició el pasado mes de abril cuando una madre interpuso una denuncia ante la Policía Nacional en la que señalaba la posibilidad de que su hija de corta edad hubiera sufrido abusos sexuales por parte de un adulto, familiar de unas compañeras del colegio.

Con los datos disponibles, los expertos policiales iniciaron una investigación dirigida a comprobar la veracidad de los hechos y detener al presunto autor, según explicaron las mismas fuentes. Así, los investigadores identificaron a un hombre, de 50 años y nacionalidad española, que está en prisión desde que fue puesto a disposición judicial en abril del pasado año.

Los agentes averiguaron que aprovechándose de la relación de parentesco y abusando de una posición reconocida de confianza, supuestamente se llevaba a las víctimas a su vivienda y allí las sometía a actos de índole sexual. Además, para abusar de las menores y obtener imágenes pedófilas se valía de engaños y les ofrecía meriendas o regalos.

Las indagaciones sirvieron también para averiguar que este individuo disponía de una habitación "secreta" en donde exhibía a las niñas imágenes pornográficas; y que había instalado un navegador que le permitía ocultar sus actividades ilícitas y dificultar la acción policial. El operativo se llevó a cabo en el mes de abril con la práctica de un registro en el domicilio del investigado en el que los agentes intervinieron numeroso material informático para su análisis y estudio. En concreto, se incautaron de tres ordenadores, 432 DVD, 12 CD así como nueve memorias USB y tres discos duros. Una vez recibido el informe pericial del contenido se ha constatado la existencia en los soportes analizados de más de 1.300.000 archivos de contenido pedófilo, informó la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios