Prosolar vende cinco huertas solares a un fondo alemán por 156 millones

  • La empresa malagueña se garantiza trabajo para los próximos 25 años · La compañía prevé aumentar sus ingresos este año un 40% y doblar su plantilla

La empresa malagueña Prosolar acaba de quitarle la razón a todos aquellos que dicen que la energía solar no es negocio. La compañía firmó ayer un acuerdo con un fondo de inversión alemán, llamado Bost.Ten Projetk Photovoltaik, por el cual este último le compra cinco huertas solares a Prosolar por un importe de 156 millones de euros.

Las huertas solares son parcelas en las que se instalan paneles fotovoltaicos que producen energía eléctrica gracias a la luz del sol y que posteriormente es vendida a las compañías eléctricas. Bos.Ten le adquiere a Unisol -una de las tres empresas que forman el Grupo Prosolar- las huertas solares de Landete (Cuenca), con una potencia de 3,4 megavatios, y Casabermeja II con 1,89 megavatios, así como otras tres que se empezarán a construir en 2009 en La Roda (Albacete), Villena (Alicante) -ambas con una potencia de 10 megavatios cada una- y otra en Arahal (Sevilla) de 50 megavatios.

José Manuel Gómez, fundador y propietario de Grupo Prosolar, señaló ayer a este diario que este acuerdo "nos garantiza trabajo de construcción para los próximos cinco años y otros 25 años de mantenimiento, por lo que estamos muy contentos".

La empresa malagueña tiene además otra serie de huertas solares en promoción o construcción en Alhama de Granada, Casabermeja, Jaén o Canarias que serán vendidas a particulares, así como otras dos líneas de negocio. Una es Novasolar España, especializada en la instalación y mantenimiento de paneles fotovoltaicos, y la otra, de reciente creación, es Navesolar, una filial ubicada en el polígono Guadalhorce de la capital cuyo principal objetivo es instalar paneles fotovoltaicos en los techos de las empresas que así lo requieran. Gómez afirmó que Navesolar apenas tiene cuatro meses de vida "pero en este tiempo ya hemos firmado tres contratos y acabamos de incorporar a un ingeniero junto a los comerciales".

En total, el grupo malagueño facturó el año pasado 14 millones de euros. Para hacer frente a los nuevos proyectos, el presidente de la compañía adelantó que prevé duplicar este año su plantilla hasta los 27 trabajadores e incluso triplicarla en 2009. Respecto a las ventas, Prosolar espera aumentar sus ingresos un 40% en 2008.

Gómez reconoció a este diario que ya ha recibido ofertas de compra por parte de otras empresas, una opción que descarta, aunque sí está abierto a posibles colaboraciones. Entre sus proyectos a corto plazo también está traerse desde Alemania hasta Antequera la fábrica de paneles fotovoltaicos que le suministra desde los inicios de la compañía hace 12 años y de la que Gómez es propietario de un tercio de las acciones. "Ya he hablado con el alcalde de Antequera y nos han puesto facilidades, por lo que es posible que nos traigamos esa fábrica", explicó el propietario de Prosolar. Para que luego digan que la energía solar no es negocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios