Quejas tras el cierre dos días por el calor del Caminito del Rey sin avisar

  • Afectados aseguran haber realizado cientos de kilómetros para visitar el espacio

Las visitas al Caminito del Rey no consiguen estar exentas de polémica. Tras las largas colas registradas en momentos puntuales y los problemas de acceso para el recorrido del espacio natural, el cierre por altas temperaturas durante los días 7 y 8 de este mes ha provocado el malestar de distintos usuarios, que critican la "falta de comunicación" por parte de la Diputación al haber evacuado la zona sin previo aviso. Y es que, según manifestaron varios interesados en conocer el espacio, no fue hasta su llegada cuando tuvieron conocimiento de que no podían entrar.

"Había familias que llegaron en avión desde Madrid. Vimos a ingleses que después de haber hecho 300 kilómetros en coche se encontraron con que estaba cerrado", relató uno de los testigos, quien subrayó la "falta de previsión" de la organización pese a que en puntos como Álora la previsión es que los termómetros rocen los 40 grados durante gran parte del verano.

Desde el ente supramunicipal reconocieron a este periódico que no se informó de lo ocurrido previamente en la página web, que cuenta con un apartado de avisos e incidencias, y argumentaron que la decisión de cerrar el Caminito del Rey se adoptó "por precaución y seguridad" tras comprobar las altas temperaturas que se habían alcanzado y tener constancia de que había visitantes "con síntomas de indisposición". Asimismo, las mismas fuentes señalaron que a todos los que habían resultado afectados se les ofreció una fecha alternativa para que no perdieran su reserva.

Las quejas por su cierre inesperado han llegado hasta una de las más reconocidas webs de viajes, en las que un usuario aseguraba haber regresado dos veces sin poderlo visitar (por viento la primera vez y por calor, la segunda). "No se avisa del cierre hasta que no estás en el sitio", criticó. El mismo perjudicado opinó además que el personal "no es agradable" y recalcó los problemas que le opusieron al solicitar la hoja de reclamación.

Otros afectados señalaron que no había agua potable "en todo el recorrido", sino una "manguera para refrescarse y un arroyo para echarse agua en la cara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios