Ratificada la querella por estafa a una inmobiliaria de Marbella

  • El abogado cifra en 500.000 euros la cantidad apropiada a los 35 clientes denunciantes

Un total de 35 personas ratificaron ayer en el juzgado de Instrucción número 4 de Marbella la querella interpuesta contra la inmobiliaria MacAnthony por presunta estafa y apropiación indebida.

Los afectados, en su mayoría procedentes de Irlanda y Reino Unido, acudieron a las puertas del juzgado a manifestarse y a ratificar la querella que interpusieron el pasado junio por la compra de unos muebles, que nunca llegaron, para las viviendas que adquirieron a la compañía querellada.

El abogado que lleva el caso, Luis González Ordóñez, ha explicado que la presunta estafa consiste en que "el grupo MacAnthony se ha apropiado de unos 500.000 euros a través de la ficción de que el dinero que se recibía era al objeto de poder comprar unos muebles en las viviendas que estaban comprando ellos en terceros países" y que "jamás llegaron a recibir".

El abogado aseguró que "la empresa ha desaparecido de forma irregular, sin llevar a cabo liquidación ordinaria, concurso ni forma normal de desaparición", el administrador tampoco quiere saber nada, y la empresa que tenía en Madrid y en Marbella ya no está.

"No estamos hablando sólo de un dinero que ha desaparecido", precisa el jurista, "sino de una fórmula tendente a engañar para la apropiación y quedarse con el dinero a través de un complejo societario, el grupo MacAnthony", asegura.

La empresa MacAnthony Realty Internacional SL estaba participada en un 90% por una empresa peruana, cuyo administrador es un testaferro de 90 años con domicilio en Perú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios