Reabren la investigación de la primera denuncia de 'bebés robados'

  • El Juzgado número 8 tomará declaración a Isabel Agüera tras aportar nuevas pruebas

El Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga ha dado marcha atrás y ha decidido reabrir la investigación de la primera denuncia presentada en Málaga por el supuesto caso de un bebé robado después de que decretara el archivo el pasado 17 febrero. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmaron ayer a este diario que el juez ha decidido tomar declaración a la denunciante, Isabel Agüera, y, a partir de ahí, estudiará la posibilidad de seguir investigando o no. Desde el TSJA se afirma que el archivo del caso era "provisional" a la espera de que se aportaran nuevas pruebas, algo que realizó el fiscal jefe de Málaga, Antonio Morales, apenas unas semanas después del archivo. Morales dio al juez una serie de documentos aportados con posterioridad por el Archivo Histórico.

Agüera aseguró estar "contentísima" con la reapertura del caso y, en esta ocasión, se está dejando asesorar por una abogada ya que en la denuncia que presentó ante la Fiscalía en junio del año pasado fue por libre. La reapertura de la investigación ha dado un nuevo impulso a Agüera, que incluso acaba de constituir una nueva asociación para defender al colectivo de personas afectadas por supuestos casos de bebés robados. Se llama Asociación de Bebés Robados en Andalucía (Aberoa) y ya cuenta con una letrada, Marina Palomo, y un investigador, Rafael Pérez, así como afectados de Málaga, Cádiz y Granada. La madre de Isabel Agüera, María Vázquez, ingresó en el Hospital Civil en julio de 1970. Dio a luz a una niña el 15 de agosto y nunca más supo de ella. Los médicos le dijeron que había fallecido pero no le dejaron ver el cadáver ni enterrarla. Varias décadas después, su hermana, Isabel, decidió investigar y no ha encontrado registro oficial alguno de defunción o enterramiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios