Rechazan la cuantía de las expropiaciones de la Junta en el centro

  • Promotores creen que la valoración de las fincas está lejos del precio de mercado

Las expropiaciones de las fincas del centro histórico incluidas en el plan de rehabilitación de los arrabales, que impulsa la Junta de Andalucía, y que hoy serán aprobadas, en una primera fase, por el Consejo de Urbanismo de Málaga no contarán con el visto bueno de todos los propietarios afectados. Al menos no con el de algunos promotores que tienen en trámites proyectos residenciales en edificios y solares afectados por la iniciativa autonómica.

Algunos de ellos, entre los que se encuentran David Castellón, Alain Salvador y Pierre Loyau, anunciaron ayer a este periódico que rechazarán las compensaciones que, según las tasaciones municipales, recibirán a cambio de sus propiedades. A juicio de estos privados, las cifras que se manejan por metro cuadrado son muy inferiores a los valores de mercado, por lo que exigen una retribución mayor y no descartan acudir a la vía judicial si no se atiende su planteamiento.

Según indicaron estos empresarios, la tasación realizada no puede atender exclusivamente lo relativo al valor de las parcelas, sino también el lucro cesante que dejan de ingresar en el momento en que se les impide desarrollar los proyectos residenciales previstos y el tiempo que llevan sin poder actuar como consecuencia del retraso que acumula la iniciativa de la Junta. Estos tres privados poseen varias parcelas en las calles Alta, Pasaje Meléndez y Cabello, puntos incorporados en el plan de actuaciones diseñado por el arquitecto Salvador Moreno Peralta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios