Rescatan a un hombre que estuvo unas horas desorientado en un kayak

  • El joven, de nacionalidad extranjera pero afincado en Málaga, fue localizado ayer por un ciudadano en la playa de Huelin

Parecía ser el caso de un inmigrante que había conseguido llegar a la costa malagueña en una embarcación irregular, o al menos esa era la hipótesis que en un principio contemplaba el Cuerpo Nacional de Policía al conocer el suceso. Pero nada más lejos de la realidad. Se trataba de un joven residente en Málaga, aunque, eso sí, de nacionalidad extranjera, que precisó ser rescatado en la playa de Huelin tras salir a navegar durante varias horas en un kayak.

Fue en torno a las 18:00 cuando un transeúnte se percató de que un hombre, de piel oscura y que estaba siendo arrastrado por la corriente, se encontraba "inmovilizado" en el agua. En un principio pensó que podía ser un surfero, pero, a medida que se acercaba a la playa para ver qué le ocurría, comprobó que se esforzaba por sacar su embarcación del mar. "Había salido a hacer deporte, como todos los días, por el Paseo Marítimo Antonio Banderas y vi cómo un hombre estaba intentando aproximarse a la orilla, pero había mucho oleaje y entendí que no se podía mover", contó a Málaga Hoy José María Sánchez, que casi sin pensarlo, se descalzó, se remangó los pantalones y se echó al agua. "Lo cogí por debajo de los brazos y lo arrastré hasta la arena. El hombre no podía dar ni un solo paso. Estaba empapado y llevaba una mochila. Se ha jugado la vida. Es la primera vez que me pasa algo así", detalló todavía impresionado.

Fue en ese momento cuando decidió pedir ayuda a una señora que también se encontraba en la zona. Ambos dieron de beber al joven, le taparon con una chaqueta y entre tanto llamaron a la Policía y al Servicio de Emergencias Sanitarias 112. "Parecía estar en estado de shock. No podía ni siquiera articular palabra", afirmó José María, que no cree que hubiera sido capaz de quedarse "mirando mientras una persona se está ahogando", aunque es consciente del peligro que corría.

Según pudo saber este periódico, el hombre, de unos 30 años, había salido a navegar en canoa varias horas antes de ser encontrado y, al parecer, se había desorientado. Presentaba signos de cansancio y estaba deshidratado. Tras ser atendido durante unos minutos por los sanitarios en la playa, donde en cuestión de minutos se aglomeraron decenas de curiosos, fue trasladado al Hospital Carlos Haya, indicó un portavoz del 112.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios