Roban cables de tendido eléctrico en Alhaurín de la Torre y Ronda

  • El hurto se pudo frustrar en la primera localidad, pero los ladrones se llevaron 1.500 metros de material de la segunda

250

Ronda y Alhaurín de la Torre han sufrido en los últimos días varios robos que suman casi 2.000 metros de cable de cobre. En Ronda, los hurtos se han producido en tres puntos diferentes de la localidad y los 1.500 metros de este material robado suman un valor de unos 7.500 euros. Los investigadores sospechan que estas acciones, que ocurrieron de madrugada dos días seguidos de la semana pasada, jueves y viernes, podrían ser obra de un mismo grupo de personas.

Los lugares elegidos por los ladrones fueron la urbanización de los Pinos, a un par de kilómetros de Ronda en la carretera de Campillos; el Olivar de las Monjas y la barriada El Fuerte. Se trata en los tres casos de zonas poco transitables y los hurtos afectaron a varios tramos del alumbrado público. En concreto, se vieron afectadas calles como Río Tinto y Amanecer.

La Policía ha informado a los vecinos que los cacos actúan uniformados, en algunos casos, de manera similar a la de los técnicos de la empresa suministradora. Por eso, el jefe de la Policía Local de Ronda, José Carrasco, hizo ayer un llamamiento a los ciudadanos para que alerten si ven a alguien manipulando una arqueta de electricidad.

En Alhaurín de la Torre, el robo se produjo el pasado día 12, a plena luz del día, cuando unos vecinos alertaron por teléfono que un individuo sustraía cableado de la red eléctrica en una céntrica calle del municipio. Una patrulla se desplazó hasta el lugar señalado por los vecinos y los agentes sorprendieron in fraganti al ladrón, un hombre de 39 años de edad cuyas iniciales son D. C. M. La longitud del cable manipulado era de unos 250 metros.

La Policía acusa a este individuo de un presunto robo con daños y lo trasladó hasta el puesto de la Guardia Civil.

No es la primera vez que estos municipios sufren robos de este tipo. Hace aproximadamente medio año, en Ronda se produjo un hecho similar que afectó a la flamante instalación eléctrica del nuevo recinto ferial. Una semana antes se había producido un hecho similar en la urbanización de la Torrecilla.

En Alhaurín de la Torre, donde la Policía ha agradecido la colaboración ciudadana, la alerta de varios vecinos también sirvió el verano pasado para detener a varias personas relacionadas con el robo de hilos de cobre en distintas zonas rurales de la localidad. En realidad, los hurtos que tienen el cable como objeto deseado se extienden por toda la provincia y son frecuentes en la costa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios