Sabores mediterráneos en una fortaleza medieval

  • El restaurante La Barbacana alberga en su interior una muralla de origen nazarí del siglo XI · Todos los días de la semana sirve almuerzos artesanos por 9 euros

Historia y sabor. Dos términos ligados con Restaurante Barbacana. No sólo por su ubicación, ya que se encuentra en plena calle Carretería, sino por el resto arqueológico que alberga en su interior: parte de la barbacana o muralla medieval de Málaga que data del siglo XI.

La barbacana era una estructura defensiva medieval que servía como soporte al muro de contorno de cualquier fortaleza, de ahí el nombre que recibe el establecimiento. Éste deriva del pasillo que formaban las dos murallas -de origen nazarí- exteriores de la ciudad las cuales pueden observarse en la planta inferior del restaurante.

Hace apenas un año que abrió sus puertas con la nueva dirección y de lunes a domingo ofrece un menú gastronómico en el que el cliente puede elegir varios platos de la cocina mediterránea. La oferta incluye primer plato, segundo, postre y bebida. Comidas con tradición y experiencia. Aromas de Andalucía en el paladar.

La fidelidad de sus clientes es otra de sus señas de identidad. Algunos acuden día sí día también a La Barbacana. Además, su precio es bastante económico: nueve euros. En tiempos de crisis, sin duda, los bolsillos lo agradecen. "Posiblemente ofrecemos la mejor relación calidad-precio de Málaga" asegura Pedro Zamorano, uno de los socios del establecimiento. No sólo se puede degustar este menú que cada día dispone de cuatro platos a elegir tanto de primera como de segundo, el local también tiene una carta de productos en los que se incluyen platos propios de cuchara (sopa de pescado, crema de verduras, coles, lentejas, cazuela de fideos), ensaladas (de pasta, mixta, de la casa, malagueña con atún, de queso fresco y Barbacana) y pastas (boloñesa y roquefort), también pimientos de piquillo o gazpacho en temporada. "Adaptamos la oferta gastronómica a la estación del tiempo. Cuando se acerca el verano no falta ni el gazpacho ni la porra", indica Zamorano.

No hay descanso en su interior, el local también sirve el desayuno al hotel Tribuna Malagueña. El restaurante está contiguo al establecimiento y por siete euros el cliente que esté hospedado puede disfrutar de un bufet libre por la mañana. Éstos también pueden almorzar. En cuanto a los visitantes, diariamente ofrece un desayuno a un módico precio. El café y el pitufo por 2,50 euros.

El establecimiento ofrece la posibilidad de concertar cenas de empresas, así como fiestas temáticas y celebraciones de eventos (comuniones, despedidas de solteros, jubilaciones etc.) El cliente puede reservar el salón privado que se encuentra en la parte baja del inmueble si lo estima necesario. De hecho, sus dirigentes tienen previsto cerrar encuentros y visitas guiadas por su interior para grupos reducidos de turistas que llegan a Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios