Sebastián se marca el reto de que la Costa del Sol "no cierre" en invierno

  • El ministro de Turismo habla de incentivar a los millones de jubilados europeos con disponibilidad para viajar

El ministro de Turismo e Industria, Miguel Sebastián, expuso ayer el reto que se marca su departamento para los próximos años de romper la estacionalidad que caracteriza la actividad turística española y, en especial de la Costa del Sol, y hacer que la costa "no cierre" en los meses de invierno. Para lograr este objetivo, subrayó la necesidad de incentivar la visita de los cerca de 100 millones de jubilados que hay en Europa y que integran un mercado potencial "con disponibilidad para viajar y una alta renta per capita". La estrategia gubernamental incluye la puesta en funcionamiento de una experiencia piloto a partir del año 2010.

Sebastián, que se reunió en la tarde de ayer con el secretario general del PSOE en Málaga, Miguel Ángel Heredia, compareció en la sede provincial de esta formación con el propósito de abordar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009. Sin embargo, durante su intervención ante los medios de comunicación no ofreció dato alguno sobre las partidas previstas por el Gobierno para la provincia en materia turística.

Lo que sí hizo fue destacar la importancia de Málaga en esta industria y del Plan Qualifica, iniciativa con la que se pretende transformar la oferta de la Costa del Sol y su recualificación como destino. Para ello, la previsión es que se desarrollen, en el marco de las próximas décadas, inversiones por valor de unos 340 millones de euros, de los que un centenar deberán ser aportados por la Administración central.

"Es un esfuerzo conjunto del Gobierno, de ocho ayuntamientos, de la Diputación y de la Junta para poner a la Costa del Sol al día y para que sea uno de los destinos estrella de Europa en los próximos 30 años", manifestó. No obstante, al ser preguntado por la cuantía prevista en los PGE para 2009, se limitó a decir que ello dependerá de las acciones que marque el recién creado consorcio.

El ministro aludió al desarrollo del denominado Plan Renove, con el que se busca modernizar de las infraestructuras turísticas de carácter privado. Para ello, en 2009, se reserva una partida general de 400 millones de euros, de los que "Málaga se llevará una cuantía importante". "Con ello tratamos de ayudar a paliar los problemas que tiene el sector de la construcción", apostilló.

En su comparecencia, estuvo acompañado por Heredia y por el secretario general de la Presidencia y vicesecretario del PSOE malagueño, Bernardino León Gross. Éste subrayó la "apuesta" que hace el Gobierno central por Málaga "como una gran ciudad" y estimó que los alrededor de 1.125 millones de euros presupuestados para la provincia en 2009 son "una señal de confianza en el papel que tiene que tener Málaga en un contexto de dificultades económicas, en el que la provincia tiene que ser una locomotora, tanto de Andalucía como de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios