Solo el 8% de las denuncias fueron presentadas por las propias víctimas

  • Los jueces acordaron la mayoría de las órdenes de protección solicitadas

Las estadísticas sirven para constatar una vez más la realidad: la mujer maltratada sigue siendo remisa a denunciar los hechos y en la mayoría de los casos sólo se actúa cuando ha tenido que intervenir la Policía. Las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial reflejan que la mayoría de las denuncias de malos tratos que llegan a los juzgados proceden de los atestados policiales, que concentran el 70% de los casos. Los partes de lesiones remitidos por los centros sanitarios representan el 22% de las denuncias, con 1.304 casos. Las denuncias presentadas directamente por la víctima en el juzgado sólo representan el 8% del total, 513 por las 5.890 totales.

Desde 2005 18 mujeres han muerto en la provincia de Málaga a manos de sus parejas o ex parejas sentimentales y sólo cinco de ellas habían presentado denuncias previas de maltrato contra su agresor. De ellos, cuatro tenían en vigor una orden de alejamiento. El último caso ocurrido fue el de Susana M. Galeote el pasado mes de febrero en la barriada de El Palo. Presuntamente, José R. C. acabó con la vida de su ex pareja con un hacha y un cuchillo. El parricida, de 41 años, ya había sido condenado por dos delitos de amenazas y uno de maltrato, y en el momento del homicidio, le constaba una orden de alejamiento a su ex pareja.

Por otra parte, los jueces de Málaga recibieron el pasado año 1.017 peticiones de órdenes de protección por casos de violencia de género y acordaron esta medida en 793 casos -el 77,9%- y lo rechazaron en otros 224, lo que supone un 22,1% de negaciones. Del total de medidas, en 674 casos fueron solicitadas por mujeres españolas y 338 extranjeras. Otras cinco mujeres menores de edad -todas ellas españolas- se encuentran entre las personas que solicitaron al juez la adopción de una de estas medidas que fue una de las principales novedades que introdujo la ley integral contra la violencia sobre las mujeres.

Los jueces de Málaga adoptaron otras medidas de protección a la víctima, entre las que destacan 1.129 medidas de alejamiento -570 con orden de protección-, 1.246 prohibición de comunicación con la víctima, 253 prohibiciones de volver al lugar dónde se cometió el delito y 122 casos de suspensión de tenencia y uso de armas. En otros 412 casos se acordó la salida del domicilio del denunciada y en otros 89 el ingreso en prisión del presunto maltratador. En total, los juzgados malagueños dictaron 3.354 medidas de naturaleza penal. Los tribunales malagueños también adoptaron 968 medidas de carácter civil, entre las que destacan 267 casos de atribución de la vivienda a la víctima, nueve suspensiones del régimen de visitas de los hijos, 73 suspensiones de la guarda y custodia, y 300 medidas de prestación de alimentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios