Soriano y Benedicto ganan el concurso del Auditorio

  • El jurado valora en especial "la gran versatilidad de la sala", que soluciona el requisito de doble uso sinfónico y lírico con una gran acústica y modernidad en su forma

Comentarios 1

Y en Málaga estaba parte de la solución. Tras convocar el Consorcio del Auditorio -formado por los Ministerios de Cultura y de Fomento, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento- un concurso internacional de ideas para adjudicar el proyecto, entre cuyos ocho finalistas estaba el Premio Pritzker Richard Rogers, el equipo ganador ha resultado ser el formado por los españoles Federico Soriano Peláez y Agustín Benedicto Calahorra, siendo éste último profesor de proyectos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Málaga. El futuro Auditorio de la Música de Málaga, que podría inaugurarse en 2012, responde ahora al lema AGP 20:12, utilizado por estos dos arquitectos. "Superfelices " e "ilusionados por la oportunidad", así estaban anoche los ganadores, en palabras de Fernando Soriano.

"Va a ser la primera sala de sus características que se presente en el mundo", comentó Soriano al respecto del doble uso sinfónico y lírico y del modo en que se ha resuelto el que era principal desafío del concurso: "Sin grandes alardes técnicos". Según el arquitecto del Palacio Euskalduna de Bilbao, el futuro Auditorio de la Música de Málaga será "como un ser con dos personalidades que conviven".

Cuando ayer, pasadas las 19,00 la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, hizo público el equipo ganador -se esperaba que el fallo del jurado estuviese para las 17.20, punto criticado desde el Ayuntamiento- recalcó que el resultado había sido "por unanimidad", aunque reconoció que "el nivel ha hecho difícil la selección". Carlos Hernández Pezzi, presidente del Consejo Superior de Arquitectos de España y miembro del jurado, reveló que la terna que luchó realmente por la adjudicación del Auditorio, la formaban los proyectos de Nieto y Sobejano, Juan Navarro Baldeweg y, por supuesto, los que han acabado siendo los ganadores, Soriano y Benedicto. Además de ellos, la propuesta de José Morales con Architekten CIE también estaba entre las favoritas. "Esto demuestra el gran nivel de la arquitectura española", destacó Carlos Hernández Pezzi.

Para Federico Soriano "las tres patas de AGP 20:12 son su sala innovadora, la creación de un espacio público y su forma y técnicas constructivas sostenibles". La pareja ganadora tenía claro que "la pieza tenía que ser urbana", de ahí que planearán "una plaza pública". Pero no parecen haber olvidado el carácter emblemático que se pedía, y para el jurado uno de los aspectos más destacados es que sus volúmenes -que se abrazan a a la pieza principal que es la sala de conciertos- se inspirarán en espacios emblemáticos de la capital malagueña, como la Alcazaba, el Teatro Romano, el Paseo del Parque, la Plaza de Toros de La Malagueta o el Palacio de la Aduana. Desde el Consorcio opinan que así se creará "un juego de espejos en el que la ciudad se reflejará", en palabras de su gerente, Francisco Fernández Cervantes.

La principal virtud del proyecto ganador es, para Carlos Hernández Pezzi, presidente del Consejo Superior de Arquitectos de España y miembro del jurado, "la gran versatilidad de la sala", además de "su modernidad". La doble función está resuelta con una gran acústica y el edificio tiene, para Hernández Pezzi, "calidad tanto fuera como dentro". Por otro lado, el proyecto de Soriano y Benedicto "mira a todos los lados", según Hernández Pezzi, sin tener una fachada principal definida pero con una gran presencia en la fachada marítima de Málaga, punto destacado del programa del concurso.

El futuro Auditorio de Málaga estará cubierto de cerámica vidriada en colores azules y otras tonalidades, que lo hará visible desde todo el entorno, y será respetuoso con el medio ambiente, puesto que sus diseñadores han previsto el uso de energías sostenibles y posibilitar la llegada de los usuarios a bordo del transporte público

Los ganadores del concurso, que han presentado su anteproyecto bajo el lema AGP 20:12, tendrán ahora un plazo de seis meses para elaborar el proyecto, y a continuación se licitarán las obras, que podrían prolongarse durante unos 33 meses, según la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que ha recordado que la inversión estará en torno a los 55 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios