Temor ante la amenaza del 'ébola del olivo'

  • La Unión Europea alerta sobre el riesgo de que la bacteria, que afecta a Italia, llegue finalmente a España

Ya ha sido bautizada como el ébola del olivo y la preocupación de que llegue a España ha hecho saltar las alarmas entre los agricultores que han visto como sus vecinos italianos ya sufren los devastadores efectos de esta bacteria. Su nombre científico es Xylella fastidosa y el temor que provoca es que seca las plantaciones de olivar allá donde llega. No hay solución contra esta bacteria que procede del sur de América y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha emitido un informe en el que advierte que la bacteria es "muy probable" que se extienda a otras zonas de Europa después de que se hayan detectado diez focos que afectan a unas 200 hectáreas de olivar en Italia

De momento, las 130.000 hectáreas de olivar, concentradas fundamentalmente en la zona norte de la provincia, están libres de esta peligrosa bacteria que se transmite de una planta a otra mediante la acción de un insecto vector. Es decir, la principal vía de propagación de la enfermedad es el transporte de material vegetal contaminado hacia zonas donde el organismo no se encuentre presente, por lo que el presidente de Asaja en Málaga, Baldomero Bellido, explicó que es importante que "se extreme la precaución cuando se traigan olivos de fuera y exigir siempre el pasaporte fitosanitario del ejemplar".

La Xylella fastidiosa no afecta solamente al olivo, aunque sí es especialmente virulenta con éste. También se ha detectado la enfermedad en otros cultivos como la vid, cítricos, diversos frutales de hueso, café y ornamentales. De hecho, en octubre de 2013 se detectó por primera vez en Europa un foco que afectaba a olivos, almendros y adelfas al sur de Italia.

El problema de esta plaga es que no existe un tratamiento eficaz para atacar a la bacteria una vez que ha infectado a un olivo. "Las recomendaciones fijadas por la Unión Europea son realizar podas severas en el árbol e incluso arrancarlo cuando la afectación sea mayor", aseguró el presidente de la patronal agraria malagueña.

El departamento de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía ya ha marcado las medidas de vigilancia que se llevarán a cabo para impedir la entrada de esta bacteria y que, según Asaja, responden a las exigencias de vigilancia planteadas por la propia Comisión Europea a través de la Decisión 2014/497/UE de 23 de julio. Principalmente, las tareas de vigilancia se centrarán en los viveros productores de las especies sensibles, así como en explotaciones de olivar.

El amplio rango de especies sensibles a la bacteria hace que se tengan que reforzar los controles a los viveros dedicados a la producción y comercialización de plantas de olivo, vid, cítricos, almendro, ornamentales sensibles y plantas del género Quercus, con especial hincapié en aquellos casos en los que dichas especies procedan de Italia o de algún otro país donde se tenga conocimiento de la bacteria, fundamentalmente del continente americano. Los trabajos se completarán con una vigilancia en explotaciones de olivar de toda Andalucía, sin olvidar las prospecciones necesarias ante sospechas en cualquier otro cultivo sensible de la comunidad.

Expertos internacionales se reunirán el próximo 17 de febrero en Córdoba para abordar la problemática de esta bacteria que puede poner en jaque al olivar español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios