pesca

Tensa espera de los pescadores

  • La CE quiere reducir las capturas de los puertos españoles, franceses e italianos

  • Entre otras especies, afectaría a merluzas, salmonetes, cigalas y rapes

Pescadores en la subasta de la lonja de Caleta de Vélez. Pescadores en la subasta de la lonja de Caleta de Vélez.

Pescadores en la subasta de la lonja de Caleta de Vélez. / FOTOGRAFÍAS: mayte cortés.

En Caleta de Vélez, el mayor puerto pesquero de la provincia de Málaga y uno de los más importantes de los andaluces, llevan años regulando los días de trabajo que los pescadores se echan al mar. También las capturas que llevar a la lonja. Son ellos, de forma voluntaria, quienes deciden cuando hacer una parada biológica aun sabiendo que no tendrán ayudas económicas. Por eso ahora se mueven entre la desazón y la preocupación por lo que pueda venir en los próximos años. La propuesta de la Comisión Europea para recuperar los caladeros del Mediterráneo occidental -España, Francia e Italia- pasa por la reducción de días de faena y de capturas con fecha límite 2020. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente podrían adelantarse con otras medidas reguladoras. Por su parte, las Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape) y la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores (Facope) han elaborado un documento conjunto que espera que el Gobierno Central tenga en cuenta.

"Nosotros ya hemos reducido. Las cofradías de pescadores de Andalucía ya hicimos un esfuerzo máximo. Llevamos a cabo el desguace que supuso una reducción de la flota del 50%. No es justo que nos castiguen a todos por igual. Nosotros ya hicimos un esfuerzo que no se hizo en otras zonas", se quejó la patrona mayor de Caleta de Vélez, Mari Carmen Navas.

La disminución de las capturas que más afectarían a los pescadores malagueños son las de merluzas y salmonetes seguidas de cigalas y rapes. La propuesta europea pasa por reducir un 20% del total de 200 días que se puede faenar mientras que los pescadores andaluces establecen un máximo de 210 días. "Luego hay otras cuestiones técnicas que se podrían incluir sin pasar ni siquiera por el Parlamento, y algunas de ellas ya se han demostrado que no sirven para reducir las capturas como el cambio del torzal que queremos que pase del 3 al 5. Tampoco queremos que se cambie la altura del copo", expuso la responsable del puerto de Caleta de Vélez dónde significó viven 400 familias de la pesca.

"Las administraciones tienen que tener claro que somos los pescadores los primeros que miramos porque sigamos teniendo los recursos porque vivimos de eso, y nuestras generaciones están aprendiéndola para que sea su forma de vida", manifestó Navas quien recordó que en los estudios científicos en los que se basa la Unión Europea para establecer las cuotas han participado los pescadores. "Para Caleta de Vélez sería un palo muy gordo, todos vivimos de la pesca. Desde los que faenan, a los restaurantes, pasando por las tiendas o exportadores. Es todo una cadena. Aquí no hay sector turístico para vivir de otra cosa", expuso Navas.

"Nosotros estamos de acuerdo de que haya medidas pero que no perjudiquen a los pescadores que ya bastante tenemos con la competencia desleal de Marruecos a quienes no les afecta al no estar dentro de la Unión Europea o el coste del gasoil", continuó la patrona malagueña quien apuntó que la Comisión tampoco ha presentado al respecto ningún estudio de impacto socioeconómico. "El nuestro es un puerto autoregulado. Por ejemplo, decidimos sacar 3.00 sardinas cuando podrían ser hasta 4.500 kilos. El problema que tiran de histórico sin tener en cuenta que nosotros ya hemos reducido", señaló Navas quien también destacó las paradas que los armadores de cerco de acuerdo con los pescadores han decidido en marzo "para no explotar los recursos del mar al ver el tamaño de las especies". "Crucemos los dedos para que no nos impongan medidas muy diferente a las que nosotros hemos propuestos", concluyó la patrona de Caleta de Vélez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios