'The world'

HUBO una época en la que determinados personajes de la alta sociedad internacional vivieron de una forma casi continuada a bordo de lujosos trasatlánticos. Y aunque esto no dejó de ser un hecho muy puntual y anecdótico, propio, sin duda alguna, de tiempos ya pasados, hoy esta singular circunstancia vuelve a repetirse. Aunque en esta ocasión, adaptada a nuestros días.

Tras importantes estudios de mercado y con la colaboración de los más destacados ingenieros y diseñadores navales de finales del siglo XX, en el año 2002 se botaba The world, un buque que sin duda constituye una verdadera excepción dentro del panorama internacional de los barcos dedicados al turismo.

Con 43.188 toneladas de registro bruto, 196,3 metros de eslora y 29,2 de manga, este buque de bandera bahameña, dispone de 110 apartamentos y 88 suites. Algo que no sería nada destacable si no fuera por el hecho de que los apartamentos son en propiedad y, las suites, sólo pueden ser usadas por pasajeros eventuales en unas muy determinadas condiciones.

Así pues, este curioso barco, que manteniendo los estándares de lujo de cualquier buque de crucero, añade la posibilidad de ser propietario de un "camarote-apartamento" (los apartamentos, que oscilan entre 102 y 301 metros cuadrados, pueden ser adquiridos a partir de 2 millones de dólares), navega ofertando a sus muy especiales pasajeros un viaje continuo por los más atractivos destinos del mundo.

Y así, The world, que ya nos visitó allá por junio de 2002 en su viaje inaugural, regresa mañana a Málaga. Un regreso que lo tendrá atracado en nuestro Puerto durante varios días y que nos permitirá ver otra vez a esta peculiar comunidad de propietarios flotante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios