Tiritas para la brecha digital

  • Expertos y representantes municipales de más de 50 ciudades de países mediterráneos se comprometen en Málaga a incentivar el desarrollo de las tecnologías de la información y ayudar a los países más pobres

Los ricos se sientan para hablar de los pobres. Para ayudarles a ser menos pobres y para intentar que todos seamos más ricos, todo sea dicho. Esta es la historia de la globalización y podría aplicarse también a la Cumbre de Ciudades y Gobiernos Locales del Mediterráneo que ayer acogió el Palacio de Ferias de la capital malagueña. En el encuentro, expertos y representantes municipales de más de 50 ciudades de países mediterráneos se comprometieron a incentivar y apoyar el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), como elemento de cohesión en el espacio mediterráneo. Según hicieron ver, también pondrán su granito de arena para acabar con la brecha digital que existe en el planeta. Al menos poner una tirita en la herida.

Dicho objetivo se concretó en la Declaración de Málaga, un documento suscrito en el transcurso de la Cumbre de Ciudades y Gobiernos Locales del Mediterráneo. El texto, que cuenta con el apoyo del Fondo de Solidaridad Digital (FSD), concibe el uso de las nuevas tecnologías –especialmente aquellas vinculadas con la información y la comunicación–, como herramientas imprescindibles en el desarrollo de un espacio mediterráneo “más solidario y más distendido”. Asimismo, se señala que dichas tecnologías “contribuyen fuertemente a la paz y el diálogo cultural”, así como al desarrollo “económico, social y político y a una mejor calidad de vida en el espacio mediterráneo”.

En la declaración se destaca la importancia de la accesibilidad a estas tecnologías para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, acordados en el año 2000 en la sede de las Naciones Unidas, y que en términos generales propugna la garantía de unos estándares de calidad de vida básicos iguales para todos los seres humanos.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que presentó formalmente la declaración acompañado por el secretario ejecutivo de la FSD, Alain Clerc, consideró “inaceptable” que dichos objetivos –cuyo cumplimiento se estableció para 2015– ni siquiera estén en vía de consecución, y apuntó a la existencia de la “brecha digital” como uno de los obstáculos para ello. De la Torre lamentó que esta “brecha” persista en el espacio mediterráneo dada la cercanía entre sus países, y apostó por una plataforma de servicios y un “espacio digital mediterráneo” que impulse la inversión en el desarrollo de infraestructuras de las TIC  para asegurar un acceso universal a estas tecnologías y a internet, especialmente en materia de educación, sanidad, administración electrónica, cultura, comercio, seguridad y confidencialidad. 

Dicho espacio supondrá, la colaboración en el desarrollo de estrategias y planes de acción en toda la región para promover la implicación pública y privada; apoyar sistemas de identificación digital adaptados a las necesidades e intereses de cada ciudadano, y desarrollar mecanismos innovadores de financiación que faciliten la contribución de los poderes locales al desarrollo.

Desde el foro, tanto el edil malagueño (Málaga asume la secretaría general permanente para el seguimiento y la ejecución de la Declaración), como el secretario general del FSD hicieron un llamamiento para que tanto los poderes locales de la Unión Europea como del OCDE se adhieran a estas políticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios