La UMA impulsa el bilingüismo con dobles titulaciones en el extranjero

  • La rectora alude en su discurso inaugural del curso académico que la decisión de no elegir a Málaga como campus internacional de excelencia se debe más a "razones históricas o aspectos políticos"

La Universidad de Málaga (UMA) quiere diferenciarse apostando por el bilingüismo y el conocimiento de idiomas entre sus alumnos. Ese es el reto que la rectora malagueña, Adelaida de la Calle, se marcó ayer en el arranque del curso académico 2009/10 en el que se comprometió a impulsar y diseñar un sistema de dobles titulaciones con varias universidades europeas porque "la formación es internacional o no es universitaria".

El primer paso será incentivar la impartición de clases en inglés e incluir en la oferta académica de la universidad malagueña títulos de grado y máster también en lengua inglesa en un momento marcado por la adaptación de los estudios universitarios a las exigencias del Espacio Europeo de Educación Superior.

Pero eso no significará, según explicó la rectora en su discurso, que se vaya a abandonar el estudio y el conocimiento del español porque "somos conscientes del atractivo de nuestro idioma y estamos convencidos de que ofrecer títulos en inglés atrae a los que también buscan aprender el castellano".

La apuesta de la UMA por este tipo de formación se basa en lo que De la Calle calificó como la "promiscuidad cultural" por hablar un lenguaje común y por haberse intensificado "por la fuerza inmensa de las redes digitales".

De ahí que la aplicación y el uso de las tecnologías de la información y de las comunicaciones al estudio, la docencia y la investigación sea otro de los retos que la institución universitaria se ha marcado como reto en los próximos años.

La reciente decisión del Ministerio de Educación de no elegir el proyecto de la UMA para ser elegido como campus internacional de excelencia también centró parte del discurso inaugural de la rectora durante el acto que tuvo lugar en la Facultad de Derecho y que consideró que "a pesar de que la competencia ha sido dura, han pesado factores de muy diversa índole, unos estrictamente universitarios y otros más vinculados a razones históricas o a aspectos políticos".

Pero la negativa a incluir a Málaga entre las 15 universidades españolas elegidas para este ambicioso proyecto no hará desistir el empeño de la UMA en "seguir cambiando de mentalidad para conseguir nuestros objetivos", señaló.

También defendió el papel de las universidades para afrontar la difícil situación económica por la que atraviesa el país. y defendió en la necesidad de participar en el cambio del modelo económico y del patrón productivo basado en la mejora de la educación en todos sus niveles y en "un pacto para incrementar las ayudas y los estímulos a la investigación".

Como propuesta, destacó la creación de empresas de base tecnológica a partir del fomento de la mentalidad emprendedora "con un vivero de empresas para la localización de este tipo de firmas en sedes de la universidad durante un periodo de tiempo limitado".

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Martín Soler, destacó que Málaga es "líder" en esta materia gracias a que la universidad está centrando un campo "atractivo" para las empresas, avalado por más de 300 grupos de investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios