La Unidad de Ictus del Regional duplicará su capacidad al pasar de cuatro a ocho camas

La Unidad de Ictus del Hospital Regional duplicará su capacidad al pasar de las cuatro camas que tiene desde su apertura en 2006 a ocho. Las obras previsiblemente se terminarán en la segunda quincena de enero. Además, la Unidad dispondrá de un equipo formado por dos neurólogos expertos en patología cerebro-vascular y un equipo de enfermería con formación específica. El volumen de pacientes que se beneficiarán de esta mejora será de unos 500 al año. "Esta infraestructura, única en la provincia de Málaga, va a contribuir a dar respuesta, entre otras actuaciones, a las acciones planteadas en el Plan Andaluz de Atención al Ictus de la Consejería de Salud que contempla la atención integral al ictus en todas sus fases, prevención, atención en fase aguda y recuperación", indicó la delegada durante una visita a las obras.

Los ocho puestos de atención estarán dotados de un sistema de monitorización multiparamétrica no invasiva, que permitirá el control permanente de sus funciones vitales; un sistema de video-vigilancia que posibilita el acceso visual desde el control de enfermería y desde el despacho médico; y un sistema de holter ECG sin cables, un dispositivo que graba de forma permanente los latidos del corazón.

"Nuestro objetivo, como parte de la Unidad de Gestión Clínica de Neurociencias del Hospital Regional, es convertirnos, a corto plazo, en un centro de excelencia a nivel nacional en la atención emergente al ictus", sostuvo el responsable del área, Pedro Serrano. La ampliación de la Unidad de Ictus evitará que pacientes del Regional sean derivados al Hospital Reina Sofía de Córdoba -como ocurre en la actualidad- cuando necesitan una técnica muy concreta para extraer un coágulo que obstruye la circulación cerebral (trombectomía).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios