Urbanismo revisa las concesiones de suelo otorgadas a colectivos por su incumplimiento

El Ayuntamiento de Málaga, por medio de la Gerencia de Urbanismo, ha activado el proceso de revisión de las numerosas concesiones de suelo que fueron otorgadas en los últimos años a colectivos sociales para que pudiesen impulsar la construcción de centros asistenciales o sedes propias. El paso dado por el ente dirigido por el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, se produce tras comprobar que son muchas las asociaciones que se han visto sin capacidad real para ir adelante con esos proyectos. Una muestra es lo ocurrido ayer en el Consejo de Urbanismo, en el que se aprobó la recuperación de sendos espacios cedidos de manera gratuita a la Asociación Asperger Málaga y a Aproinla. En el primero de los casos, el Ayuntamiento acordó en febrero de 2006 el derecho de superficie en favor de Asperger de un solar de 2.000 metros cuadrados en la zona de Virreinas, fijándose un plazo tope de cuatro años para que la obra del centro estuviese en marcha. La realidad es que doce años después el impulso de la actuación sigue sin ser realidad. En cuanto a Aproinla, cuya cesión data de diciembre de 2008, han sido los propios responsables de la asociación los que han renunciado a ese derecho de superficie.

De otro lado, en el Consejo de Urbanismo de ayer, el concejal del PSOE Sergio Brenes puso sobre la mesa el estado en el que se encuentra la piscina de Campanillas. "Está casi en ruinas, sin vallado perimetral, se producen ocupaciones de la misma y la comisión de actos delictivos", expuso el edil socialista, quien exigió al equipo de gobierno del PP que intervenga sobre estas instalaciones, ya sea para "derribarlas o para garantizar la seguridad de las mismas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios