Urbanismo 'saltará' la ronda a pesar de saber que la Junta lo rechazará

  • Mantendrá la urbanización los Altos del Limonar, con medio millar de casas, en la aprobación provisional del Plan General

El proyecto residencial dibujado por los técnicos municipales al norte de la ronda este de la ciudad será mantenido por el equipo de gobierno del PP en la aprobación provisional del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Málaga. La insistencia del Consistorio en esta intervención, que plantea medio millar de viviendas, se produce a pesar de tener información directa por parte de la Junta de Andalucía de que será suprimida en la fase de aprobación final del documento de planeamiento.

En este contexto, no parece que el Ayuntamiento quiera ser responsable de la supresión de una de las actuaciones que mayor polémica viene arrastrando desde que comenzó la tramitación del nuevo PGOU, hace ya varios años. De hecho, el propio concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, admitió en declaraciones a este periódico que será, en todo caso, la Administración autonómica la que tendrá que "echar para atrás" la propuesta municipal.

"Mantendremos la construcción al norte de la ronda este", dijo el edil popular, quien justificó su idea: "No lo hacemos por capricho o por fastidiar a la Junta, sino porque entendemos que el desarrollo que se prevé para esos suelos es muy débil, sostenible e integrado y permitirá a la ciudad obtener más de dos millones de metros cuadrados de zonas verdes y espacios libres".

El argumento ha sido repetido de manera insistente por Díaz Guirado, por su antecesor en el cargo Juan Ramón Casero y por el propio alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. Sin embargo, el mensaje no ha hecho mella hasta la fecha en los argumentos contrarios que mantiene la Junta, que se opone de manera directa a la denominada urbanización de los Altos del Limonar, una posición que ha sido expuesta en varias reuniones mantenidas con los técnicos encargados de la revisión del PGOU de Málaga.

De un lado, en los primeros encuentros desarrollados por la Consejería de Medio Ambiente quedó de manifiesto la negativa de este departamento a autorizar la declaración de impacto ambiental del documento si se insiste en actuar por encima de la autovía, dado el alto riesgo que una intervención en la zona puede tener para el medio ambiente y los arroyos existentes.

En la misma línea se ha pronunciado la Consejería de Obras Públicas. Representantes de este departamento protagonizaron a finales del pasado mes de diciembre e inicios de este mes varios encuentros para intentar acercar posturas en relación a los contenidos incluidos en el Plan de Ordenación Territorial (POT) de Málaga y su área metropolitana. En este documento, de obligado cumplimiento para los municipios, se apuesta por garantizar la protección de los suelos más próximos a la ronda este, eludiendo de este modo la construcción en los mismos. Frente a esta postura, el equipo de gobierno del PP ha anunciado que presentará alegaciones, al objeto de que se reconsidere la posición.

No obstante, el Ayuntamiento no esperará a conocer la respuesta de la Junta para avanzar en la revisión del Plan General. Díaz Guirado indicó que el trámite puede alargarse algunos meses y la previsión es que la aprobación provisional del planeamiento local pueda recibir luz verde en marzo o abril. A partir de ese momento, el documento pasará a manos de la Junta, Administración a la que corresponde dar el respaldo final al mismo y que, a tenor de lo sucedido hasta el momento, echará para atrás la construcción sobre la ronda este.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios