Vivienda devuelve una parcela seis años después de recibirla y sin hacer nada

  • El suelo, que iba a albergar 40 VPO, será permutado por dos fincas de la Junta

La gran demanda de viviendas a precio asequible existente en Málaga capital contrasta con la lentitud con la que a veces actúan las administraciones públicas. Un ejemplo de ello es que el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) acaba de devolver a la Gerencia de Urbanismo una parcela de suelo, situada en calle Gigantes, que le fue cedida en el año 2002 para que construyese una promoción de unas 40 Viviendas de Protección Oficial (VPO) y en la que, según confirmaron desde el Ayuntamiento, no se ha actuado.

La nula intervención del departamento municipal salió a relucir ayer en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo, que acordó dejar sin efecto la citada cesión, al objeto de que el IMV logre la titularidad fiduciaria de este suelo, dando de este modo respuesta a las exigencias planteadas en los estatutos del ente municipal. Así lo explicó el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, quien resumió que lo que se ha hecho con este procedimiento es solucionar unos detalles jurídicos.

Lo curioso del caso es que tras su paso por el Consejo celebrado ayer, los terrenos no se quedarán en manos del IMV. Fuentes de este organismo señalaron que el próximo martes será aprobada la permuta de esta parcela por otras dos que son propiedad de la Junta de Andalucía y que están situadas en la zona de Trinidad-Perchel. De este modo, será la Administración autonómica la que, finalmente, se encargará de intervenir en la pastilla de calle Gigantes, en el marco del denominado plan de rehabilitación de los arrabales.

El programa de actuaciones diseñado por la Consejería de Obras Públicas, que acumula casi tres años de retraso, proyecta la ejecución de tecnocasas en este entorno. Por su parte, el Consistorio se encargará de impulsar la construcción de pisos sociales en la zona de Trinidad-Perchel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios