El alcalde de Rincón se 'examina'

El alcalde de Rincón de la Victoria, José Miguel Fernández (Psirv), cambió ayer su sillón de máximo mandatario en el Ayuntamiento por un pupitre en el colegio Laza Palacio. Los más pequeños del municipio le pasaron examen y le dieron cuenta de una larga lista de peticiones para mejorar el centro donde acuden a diario a recibir clases. Ellos también tienen ideas para mejorar su entorno más cercano. Carloni quiso escucharlos ayer de primera mano.

El primer turno fue para los estudiantes de sexto de Primaria del céntrico colegio rinconero. Éstos le hicieron saber al regidor su preocupación por el medio ambiente y la falta de recursos con los que cuentan para desarrollar buenas prácticas en esta materia. Así, le pidieron contenedores para poder reciclar plásticos y papel, y la instalación de placas solares en el centro. No todo fueron quejas, también se ofrecieron como voluntarios para las campañas de reforestación que se organicen desde el Ayuntamiento.

Los más pequeños, los alumnos de infantil, también tuvieron su oportunidad. A las reivindicaciones de éstos se sumaron algunas de las madres. Al quite, estuvieron las concejales de Medio Ambiente, Rita Jordá (Psirv), y de Juventud, María José Albarracín (Psirv). Entre las principales demandas que le hicieron estuvo la de contar con un parque infantil en la zona de recreo y la de poner toldos en el exterior de las aulas. Los niños de 4 y 5 años le pidieron "un nuevo suelo que evite caídas en el patio". Las profesoras mostraron la necesidad de una zona acotada para la seguridad de los alumnos de infantil ante la presencia en el recreo de los de cursos superiores.

El regidor rinconero se mostró receptivo y se comprometió a "atender de forma urgente todas las peticiones", ya que, según dijo, "es nuestro deber y obligación ofrecer a los alumnos de los centros escolares las mejores condiciones para recibir una enseñanza de calidad". También aprovechó la visita par tomar buena nota de los desperfectos de algunas instalaciones por el paso del tiempo: arreglar las escaleras deterioradas, renovar el suelo del gimnasio o mejorar el techo del aula de naturaleza.

La directora del centro, Inmaculada Vega, cerró el turno de deseos y propuso al alcalde recuperar para su uso un antiguo pozo de agua potable y el aprovechamiento de pequeños espacios para construir nuevos aseos en la zona de recreo del pabellón infantil. La clase magistral fue productiva. El alcalde se comprometió a llevarlo a cabo "en los próximos meses".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios