El alcalde dice que "miles de parados" quisieran un ERTE como el de Limasa

  • De la Torre apunta a la plantilla ante la convocatoria de huelga y le pide "un esfuerzo de empatía"

Comentarios 2

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, tomó ayer el protagonismo en el enésimo conflicto de la empresa de limpieza de Málaga, Limasa. Pero lo hizo para apuntar a los trabajadores de la compañía, que han convocado huelga a partir del próximo día 20 de diciembre en protesta por la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). Una situación que, según dijo el regidor, querrían para sí "los miles de trabajadores en paro de la provincia".

"Los trabajadores de Limasa conocen bien la situación de los ciudadanos, con una tasa de paro alta, unos niveles de ingresos inferiores a los suyos y una menor estabilidad, por lo que debe haber un acercamiento", argumentó De la Torre en su exposición en el Pleno de ayer, en el que fueron objeto de discusión sendas iniciativas del PSOE e IU. Ambas rechazadas por la mayoría absoluta del PP.

Como ya hiciera en otras ocasiones, el regidor apuntó que los empleados de Limasa no se han visto afectados en sus condiciones laborales en la misma medida en que lo han sido los trabajadores del sector público, llegando a justificar la formulación del ERTE en la incapacidad de las partes de alcanzar un acuerdo colectivo tras 80 horas de reuniones y negociaciones.

A pesar de que el conflicto está servido, De la Torre, que tuvo que pedir silencio en varias ocasiones de la sesión ante las protestas de los trabajadores de Limasa presentes en el Salón de Plenos, confió en que antes del 20 de diciembre sea posible un acuerdo. En esta línea se mostró incluso "dispuesto" a hacer lo que sea necesario para que así sea, al considerar "amigos" a los operarios de la limpieza. Por ello, los animó a hacer "un esfuerzo de empatía, que es ponerse en el papel del otro, trabajadores y ciudadanos, que son los que con sus impuestos sostienen el presupuesto municipal".

La decisión adoptada por Limasa toca de lleno a la totalidad de la plantilla durante algo más de tres años. El ERTE prevé que cada operario vea suspendido su empleo de forma rotatoria durante un máximo de 111 días laborables (155 cotizables) -cinco meses-. Eso supone una reducción media de un 28% en los empleados que haya en la calle, lo que se traduce en unos 356 operarios. Una incidencia sobre el servicio que, admitió De la Torre, puede conllevar una disminución en la limpieza de la ciudad.

El regidor criticó a la oposición por incurrir en "una falacia total" al denunciar que la parte privada ha cobrado en cinco años 51,3 millones de euros, beneficios que redujo a "menos de tres millones" en los tres últimos años. Por ello, acusó al PSOE y a IU de "echar leña al fuego; no jugar lealmente y crear alarma social". Al tiempo, dejó en duda su apoyo al actual gerente de Limasa, Rafael Arjona. Preguntado por su valoración sobre su labor, contestó: "Me reservo la opinión, he de entender que se ha hecho lo mejor posible".

Desde la bancada de la oposición, los portavoz de ambos partidos, María Gámez, por el PSOE, y Eduardo Zorrilla, de IU, exigieron la retirada del ERTE para evitar la huelga y apostaron por la municipalización del servicio. "Rompa el contrato con los socios privados y municipalice Limasa", afirmó Gámez, para la que la gestión es responsabilidad del alcalde.

La iniciativa de urgencia del PSOE incluía una petición de rechazo a la posibilidad de regular el derecho de huelga propuesta por el Gobierno. Ante esta propuesta, el regidor afirmó que hay ocasiones en las que la ciudadanía "se ha sentido rehén del desvío de la huelga". "Tratar de poner una cierta regulación de los servicios mínimos no afecta a un derecho constitucional como es el de la huelga", añadió. Eduardo Zorrilla cifró en 47 millones de euros el ahorro que supondría la municipalización del servicio y calificó de "justas" las reivindicaciones de los trabajadores.

De otro lado, ayer se celebró sin avance la primera reunión para abordar el ERTE, emplazándose las partes a un nuevo encuentro el próximo lunes. Los representantes de los trabajadores alegaron no haber tenido tiempo para estudiar la memoria justificativa. "No entendemos un ERTE cuando la situación de la limpieza en la ciudad es ya deficiente", dijo el presidente del comité, Manuel Belmonte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios