El alcalde revisará la cláusula de los puestos hereditarios en Limasa

  • De la Torre reconoce que se trata de una contradicción al estar la empresa de limpieza sustentada en un 49% por capital público y advierte de nuevos recortes si la crisis continúa de cara al próximo convenio

Comentarios 20

La amenaza de una huelga de los trabajadores de la empresa mixta de limpieza Limasa, que finalmente fue desconvocada, ha abierto la caja de Pandora. La cláusula del actual convenio laboral de la empresa que recoge expresamente que los puestos de trabajo pueden ser heredados en caso de un fallecimiento, jubilación o invalidez será revisada después de que los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Málaga y algunos juristas la hayan tachado de "ilegal", al esta participada al 49% por capital público. Así se comprometió ayer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que aseguró que "aunque es un tema delicado y hay quien diga que se trata de una conquista social hay que ver su compatibilidad con el sector público porque el Consistorio es el único cliente y el que marca la pauta de la política de la empresa".

Este derecho de los trabajadores de la empresa de limpieza de la capital aparece recogido en el artículo 50 del convenio en vigor, que vence el 31 de diciembre de este mismo año. A la vista de la negociación del nuevo convenio, el regidor malagueño insistió en que profundizará y analizará la aplicación de esta práctica porque "evidentemente cuando una empresa está sostenida por dinero público es una contradicción que se den situaciones de este tipo". Sin embargo, en su defensa argumentó que esta cláusula aparece en los convenios de Limasa desde los años 80 en la etapa en la que gobernaba el PSOE y "habría que preguntarle a él por qué lo permitió entonces".

También señaló que, según le ha informado el gerente de Limasa, Rafael Arjona, al hilo de la polémica surgida por este tema, que aunque está escrito en el convenio la posibilidad de que los puestos de trabajo sean ocupados después por un familiar o una persona designada por el trabajador de Limasa "no se aplica generalmente ni literalmente en esos términos". Pero sí reconoció que en el caso de que un empleado de la empresa fallezca "se produce una contratación temporal de otro familiar para ayudar a la familia y para que no quede desamparada", lo cual permite que "que esa persona luego pueda tener posibilidades de tener un contrato eventual".

Los puestos hereditarios no son los únicos derechos recogidos en el actual convenio que el alcalde de la ciudad se plantea revisar de cara a la próxima negociación. "Si la situación de crisis sigue como está, y los sacrificios que hace la sociedad española son generales, todo el mundo tendrá que hacerlo y eso significa una subida salarial mínimas, una congelación o, incluso, una bajada", advirtió De la Torre.

Sobre esa posibilidad, el alcalde malagueño se refirió a que los trabajadores de Limasa gozan de un nivel salarial superior al salario medio de los malagueños, por lo que recalcó que "eso podría ser un motivo para estar receptivos a los planteamientos de austeridad o de control del gasto que estamos haciendo".

Pese a las críticas sobre las ventajosas condiciones laborales establecidas en el convenio, De la Torre se defendió asegurando que "si miráramos los consejos de administración de Limasa estoy seguro de que han sido aprobadas con el voto favorable en general de los grupos de la oposición".

50

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios