Los alumnos de La Cónsula preparan una demanda judicial contra la Junta

  • Los estudiantes afrontaron ayer su segundo día de huelga indefinida hasta que el centro imparta la clases con total normalidad

Los alumnos de la Escuela de Hostelería de Málaga La Cónsula, en huelga indefinida desde el lunes, anunciaron ayer que están siendo asesorados por un abogado para presentar una demanda en los juzgados contra la Junta de Andalucía y su representante de Educación, Luciano Alonso, por los daños y perjuicios que les está ocasionando la formación a medias que hasta ahora han recibido en el centro educativo de la capital desde que se inició el curso. El restaurante está cerrado desde Navidad, momento en el que los alumnos de segundo curso dejaron de recibir clases prácticas, y los compañeros de primer curso, que iniciaron las clases en enero -con varios meses de retraso- ni siquiera han llegado a encender un fogón. Liquidez para proveer la despensa y que se restablezca el servicio de limpieza son las principales necesidades para que la escuela vaya recuperando la normalidad. Además, los trabajadores han dejado de cobrar y se les adeuda la nómina de enero.

En una rueda prensa en las Bodegas El Pimpi a la que asistieron alrededor de una treintena de alumnos, éstos se mostraron rotundos con un paro que secundan casi el 100% de los estudiantes de la escuela y que cuenta, además, con el apoyo de los profesores. No regresarán a las aulas hasta que no se les garantice una "solución práctica y real", aseguró la portavoz estudiantil Conchi Rando.

Por el momento han puesto su caso en manos de un abogado para iniciar medidas legales por el incumplimiento del programa formativo y por los daños y perjuicios que haya podido ocasionar a los alumnos. Miguel Romero, de segundo curso de Sala, fue muy gráfico al respecto: "Hay muchos estudiantes que no somos de Málaga y estar aquí nos genera una serie de gastos". Una inversión por la que cambio supuestamente iban a recibir una formación de primer nivel, dado el prestigio con el que avala al centro desde su creación. Sin embargo, desde hace más de dos años la escuela viene arrastrando problemas económicos por los impagos de la Junta y los principales perjudicados están siendo, sin duda, los alumnos.

El consejero de Educación, Turismo y Deporte, Luciano Alonso, dio el pasado lunes un nuevo plazo de una semana a las escuelas de hostelería que aún no han cobrado para que los trámites que están pendientes queden solventados y el centro, al igual que los demás, se integre en la Agencia Pública Andaluza para la Educación y la Formación. Pero los alumnos ya no se fían de unos plazos que se han ido incumpliendo de forma muy continuada, y más desde que el pasado diciembre la presidenta andaluza, Susana Díaz, garantizara que las clases de La Cónsula se iniciarían con normalidad para los alumnos de primero en el mes de enero. El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, insistió ayer en Sevilla en que La Cónsula está funcionando con "cierta normalidad", aunque también mostró su respeto hacia quien quiera recurrir a los tribunales por considerar que se están "dañando" sus derechos.

Con el objetivo de hacer más visibles sus problemas los alumnos están tramitando los permisos necesarios para convocar una manifestación por la capital, aunque ayer aún no tenían una fecha fijada. Los profesores, por su parte, sí que tienen ya permiso para movilizarse el próximo 5 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios