Los andaluces son los españoles que se hacen más "retoques" estéticos faciales

  • El 30º congreso de Medicina Estética arranca en el Palacio de Ferias de Málaga con la presencia de más de 1.100 participantes

Comentarios 1

"Andalucía es, junto con Madrid, la comunidad autónoma donde más se solicitan y realizan tratamientos faciales no agresivos [...] La población andaluza está cada vez más concienciada de las ventajas de los pequeños retoques estéticos que aportan naturalidad y frescura al rostro". Así lo aseguró ayer el director del Instituto Médico Miramar, Fernando Urdiales, tras la inauguración ayer del 30º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética (Seme), en el Palacio de Ferias de Málaga.

Los tratamientos con ácido hialurónico y con toxina botulínica son los más habituales. Y según los datos de Urdiales, los hombres representan algo más de la cuarta parte de la demanda. Petra Vega, presidenta de la Seme, explicó que la medicina estética -que no es una especialidad MIR, sino que exige un máster de dos años tras la carrera- consiste en "cambios mínimos, muy naturales tras los cuales el paciente sigue siendo el mismo porque pretendemos mejorar y restaurar, no cambiar".

Vega precisó que la comunidad autónoma andaluza es la primera en número de centros dedicados a la medicina estética y que la provincia de Málaga es referente en este campo, no solo en España, sino a nivel internacional.

La medicina estética trabaja en la remodelación de la silueta mediante dieta, radiofrecuencia o inyectando productos autorizados que contribuyen a deshacer la grasa de determinadas partes del cuerpo. Además, también se hacen los tratamientos faciales con toxina botulínica, rellenos de ácido hialurónico, inductores de colágeno o hilos para tensar la cara. Otro bloque de esta medicina son las terapias antienvejecimiento. Vega matizó: "Nada para el envejecimiento, pero ayudamos a envejecer mejor".

La presidenta de la Seme admitió que la crisis ha tenido sus efectos sobre la demanda de estos tratamientos. Vega precisó que en la actualidad hay más personas que acceden a estos tratamientos. Los costes pueden oscilar entre 30 euros de un control de dieta a 1.000 de una mejora facial integral. De media, el precio anual oscila en los 500 euros. Debido a la crisis, aunque una mayor parte de la población acceso a estas técnicas, "ha disminuido la frecuencia de uso debido a cuestiones económicas".

Vega destacó el avance que se está produciendo en investigación en medicina estética, lo que permitirá mejorar la eficacia y la seguridad de los tratamientos. El congreso -que se prolongará hasta el próximo domingo- reúne en Málaga a más de mil especialistas en medicina estética.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios