Los ayuntamientos rechazan congelar los salarios de los altos cargos

  • La concejal de Economía y Hacienda, Carolina España, dice que "por ahora" no aplicará la medida que anunció Zapatero · La misma idea tienen Vélez-Málaga y Antequera, entre otros

La austeridad con la que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pretende impregnar la gestión de la Administración central, con medidas como la congelación de los sueldos de los altos cargos públicos, no parece haber causado especial predicamento entre los responsables de algunos de los ayuntamientos más importantes de la provincia de Málaga. Las consultas realizadas por este periódico permiten concluir que son mínimos los casos en los que las corporaciones locales se plantean impulsar rebajas en los salarios de los cargos directivos y de los concejales para hacer frente a la actual crisis económica.

Y entre ellos no se encuentra el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga capital. Pese a las peticiones realizadas en los últimos meses por los grupos de la oposición en la Casona del Parque, PSOE e IU, el ejecutivo que dirige Francisco de la Torre prefiere seguir aplicando las subidas del 2% que perciben anualmente los cargos de alta dirección y los de confianza, según explicó la concejal de Economía y Hacienda, Carolina España. Según fuentes de la oposición, en el Consistorio malagueño hay 97 cargos de confianza, cuyo salario crecerá por debajo del IPC, como ocurre habitualmente.

"A mí no me parece lógico que una medida para paliar la crisis sea congelar los sueldos o reducir la oferta de empleo público", añadió España, que asegura que lo mejor es "no aumentar tanto los cargos de confianza, como ha hecho el Gobierno desde la llegada de Zapatero". El presidente del Gobierno dijo hace unos días que la oferta pública de empleo para el año que viene se iba a reducir un 30%, con la intención de disminuir el gasto, una medida restrictiva que se complementaría con la congelación salarial.

Pero la estrategia diseñada por la Administración central no es bien recibida por la máxima responsable de las arcas municipales, que estima que la posible congelación de las retribuciones "no es una solución para los problemas económicos que se puedan sufrir". Frente al argumento esgrimido por la también portavoz del PP en el Consistorio, PSOE e IU abundan en la necesidad de que el equipo de gobierno "impulse medidas de reactivación económica".

El portavoz socialista en la Casona del Parque, Rafael Fuentes, defendió la adopción de "medidas de reactivación económica de la misma manera que lo han hecho el Gobierno central y la Junta de Andalucía". Su formación presentó recientemente una moción al Pleno municipal para impulsar acciones de contención del gasto público. "Hay que tomar medidas ejemplarizantes que sean acordadas con los agentes económicos y sociales y una de ellas es la congelación del sueldo de altos cargos y concejales", añadió el edil socialista. En la misma línea, Pedro Moreno Brenes, portavoz de IU, apoyó la congelación salarial y se mostró a favor de "favorecer la austeridad en ese tipo de gastos". "Hay muchos órganos directivos que no justifican su existencia", concluyó.

Pero la negativa de Málaga a plasmar las medidas planteadas por el Gobierno no es exclusiva de este municipio, como tampoco lo es de los ayuntamientos gobernados por el PP. En Antequera, el alcalde socialista, Ricardo Millán, admitió a este periódico que de momento no se ha planteado "ninguna medida de este tipo". "Hay que tener en cuenta que no tenemos los sueldos excesivamente elevados y no creo que sea ese el punto en el que empezar a recortar, puesto que el efecto sería insignificante", apostilló.

En otro de los ayuntamientos gobernado por el PP, el de Vélez-Málaga, tampoco parece que haya intención de asumir las directrices propuestas por Rodríguez Zapatero. "Ya estamos haciendo un ahorro importante en personal, puesto que desde que llegamos hemos amortizado algunas de las plazas que había", comentó el regidor, Francisco Delgado Bonilla, quien insistió en que tras la toma de posesión se adoptó una rebaja en las retribuciones económicas del personal de confianza. "La solución no está ahí. Es una falacia de Zapatero", dijo con contundencia el alcalde popular, que recordó que el verdadero problema al que se enfrentan las corporaciones locales es la prestación de una serie de servicios que no son de su competencia.

"Estas medidas me parecen acertadas, aunque sería necesario mirar la particularidad de cada caso", manifestó el concejal de Economía del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Salvador Domínguez. El caso de este municipio es paradigmático, puesto que ya antes de que el Gobierno central escenificase la idea de congelar los sueldos, lo llevó a la práctica y fue a más, ya que la medida no afecta sólo al personal directivo o de confianza. "Ahora mismo los sindicatos tienen denunciado el convenio colectivo que proponemos para la plantilla municipal, porque ya hemos dicho que no se pueden afrontar incrementos salariales", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios