Los casos de acoso a profesores aumentaron un 63% el curso pasado

Los profesores tuvieron más problemas para realizar su trabajo el curso pasado que en años anteriores. Amenazas, insultos y falsas acusaciones son algunas de las situaciones a las que se tienen que enfrentar cada día en las aulas y fuera de ellas. Es por ello que el número de docentes que acudió a buscar amparo en el Defensor del Profesor -un servicio del sindicato ANPE- ascendió un 63% en el último curso con respecto al anterior.

Un total de 31 docentes fueron atendidos por este servicio en el curso 2016/2017, un número considerablemente superior al del curso anterior, en el que 19 profesores trataron de ampararse en el sindicato. La del curso pasado es la mayor cifra desde 2012, encontrándose casi la mitad de los casos (14) en Primaria. Secundaria, con nueve; e Infantil, con dos casos registrados, son los niveles educativos que le siguen, mientras que el resto de profesores denunciantes ejercen en otros niveles.

Hubo más quejas por problemas con los padres que con los estudiantes

Del total de casos de acoso -según ANPE- hubo más que correspondieron a situaciones con los padres que con los alumnos, perteneciendo un 41% de las llamadas al Defensor del Profesor a problemas con los progenitores por el 36% con los estudiantes. Uno de esos casos se produjo cuando unos padres denunciaron a una docente por robo, cuando esta había quitado el móvil a un alumno por grabarla y estar usando WhatsApp en clase. La profesora puso el dispositivo en su cajón y posteriormente se percató de que había desaparecido. Los alumnos confesaron haber visto al estudiante coger el móvil, pero aún así la docente se llevó la denuncia de los progenitores por robo.

Los problemas para dar clase y las faltas de respeto de los estudiantes copan el 76% de las quejas sobre los alumnos, en las que el uso de las nuevas tecnologías como herramienta de acoso gana importancia, con un 14% de las quejas. Y cada vez llegan más temprano. Según un estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE) de octubre del año pasado, un 75% de los niños de 12 años ya posee teléfono móvil.

Las agresiones (un 8% de los casos) y los daños a la propiedad de los docentes (2%) también están presentes en las llamadas de amparo que el Defensor del Profesor recibió el curso pasado. Ante esta situación, el 67% de los profesores que denunciaron estos acosos aseguraron no sentir el apoyo de los equipos directivos de sus respectivos centros, que no se posicionan de manera frontal con ellos. Y, según ANPE, solo el 8% han recibido el apoyo del servicio de Inspección Educativa.

Tres docentes ridiculizados en redes sociales, un juicio por agresión física de una madre y cuatro casos de posible acoso laboral son algunos de los datos de balance del año pasado, que han causado cuadros de ansiedad en la totalidad de los acosados e incluso depresión en el 18 por ciento de ellos.

El Defensor del Profesor pidió el desarrollo normativo de la actual Ley de Autoridad del Profesorado, que permita al sector recibir la consideración acorde a la tarea que realiza, además de reducir los ratios en las aulas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios