Más de un centenar de personas se concentran para protestar por el último accidente laboral mortal

  • El accidente se ha producido en una nave del arroyo Manzano, y se ha cobrado la vida de un joven de 30 años

Más de un centenar de personas se han concentrado, a instancias de los sindicatos UGT y CCOO frente a la delegación de Empleo de Málaga en señal de protesta por el último accidente laboral mortal que se ha cobrado la vida de un joven de 30 años mientras instalaba chapa de uralita en una nave en el arroyo Manzano, entre el municipio malagueño de Torrox y El Morche.

Los delegados de ambos sindicatos, que han encabezado la pancarta 'Basta ya no más muertes en el trabajo', han guardado cinco minutos de silencio por el trabajador, de unos 30 años, vecino del núcleo poblacional de la Caleta de Vélez, en Vélez-Málaga (Málaga), que falleció al caer desde una altura de unos ocho metros.

Según ha informado desde CCOO en un comunicado, únicamente llevaba un día trabajando en la empresa y "se ha confirmado que no estaba haciendo uso de las medidas de prevención de riesgos laborales", por lo que ambos sindicados están investigando si en este último accidente se cumplían o no las medidas de seguridad.

De esta forma, se encuentran a la espera del informe oficial de la Inspección de Trabajo, y desde UGT han asegurado que "nuestros técnicos están en contacto permanente para facilitarles los datos que consideren oportunos".

Por su parte, el secretario general de CCOO, Antonio Herrera, ha manifestado que "desgraciadamente hemos tenido que volver a concentrarnos en solidaridad con una familia que ha perdido a un hijo y a un padre joven", y ha mostrado "nuestra solidaridad y nuestra denuncia por una muerte en accidente de trabajo que ha podido y que ha debido absolutamente ser evitada".

Por tanto, "esperamos que caiga todo el peso de la ley cuando se establezca tanto la responsabilidad penal como la laboral, y queremos dar un aviso a las empresas para que vinculen la seguridad laboral a la negociación colectiva y cumplan con las obligaciones laborales y de prevención". "Una empresa no puede ser competitiva si no cumple con esta máxima", ha aseverado Herrera.

Por otro lado, ha destacado que "el descenso que se ha producido durante este año en la siniestralidad laboral mortal se debe no a una mayor utilización de las medidas de seguridad, sino al descenso de trabajo en la construcción, sector en el que se producen el 90 por ciento de la mortandad laboral".

Este trabajador es la segunda víctima de la siniestralidad laboral mortal en la provincia durante el año 2011, y ha sido el primero que ha fallecido de forma traumática en el centro de trabajo.

Por último, CCOO ha resaltado que los tres primeros accidentes laborales mortales que ocurrieron en el año 2010 también ocurrieron en la Axarquía malagueña, "zona en la que se tendrían que aumentar las inspecciones de trabajo", han señalado de CCOO.

Cultura preventiva

En este sentido, el secretario de Administración de UGT Málaga, Juan Otero, ha señalado que "tenemos que seguir apostando por la cultura preventiva, ya que en menos de 24 horas se han producido dos accidentes laborales en Málaga".

Otero ha destacado que "la vida es el bien más preciado y no podemos perderla en el tajo", y ha recordado que en el accidente anterior, el de febrero, ocurrido en la avenida Los Guindos de la capital, falleció otro compañero al producirse una explosión mientras trabajaban con una radial.

"Tenemos una sensación de impotencia y de rabia total porque hace falta más medios, no sólo materiales, sino también falta cultura en materia de prevención de riesgos laborales", por lo que ha pedido un "fortalecimiento de la misma".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios