Los centros de salud de la capital detectan casi 40 casos de presunto maltrato al mes

  • Los partes judiciales del Distrito Sanitario Málaga han pasado de 273 en 2001 a 459 en 2008

Se piensa en los enfermeros de los centros de salud poniendo vacunas, en los médicos atendiendo a sus pacientes o en los pediatras controlando el crecimiento de un bebé.

Pero todos estos profesionales hacen una labor social menos conocida y más discreta que también supone la salvaguarda de la salud de las personas que pasan por los centros sanitarios: son los encargados de sacar a la luz y notificar a una autoridad judicial los presuntos casos de malos tratos.

Sólo los ambulatorios de la capital y Rincón de la Victoria que componen el Distrito Sanitario Málaga comunicaron el año pasado 459 casos sospechosos, lo que supone casi 40 al mes.

A la labor de los profesionales sanitarios hay que sumar además los informes de los trabajadores sociales que también desvelan aquellas situaciones en las que puede existir un posible maltrato.

La responsable en el Distrito Málaga del programa de detección de estos casos, Alicia Maldonado, resalta que el objetivo de esta iniciativa nacida hace ya casi una década "no es hacer un parte" y remitirlo a un juzgado, sino permitir que la víctima "se sienta apoyada y pueda tomar decisiones que le permitan salir de esa situación".

Las estadísticas del Distrito recogen un incremento de los partes judiciales. De 273 en 2001 se pasó a 459 en 2008. Un incremento que Maldonado achaca a "la mayor sensibilidad social", tanto de las víctimas, que se atreven a denunciar más, como de los profesionales, que son más son más sensibles a estas situaciones. Los sanitarios son un eslabón de la cadena. Policías, jueces, fiscales, trabajadores sociales y educadores completan el engranaje contra el maltrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios