Los chiringuitos pasan a la Junta con 171 concesiones pendientes

  • La mayoría de los municipios costeros de la provincia cuentan aún con establecimientos sin regularizar y el colectivo confía en concluir el proceso en 2012

Ha costado casi dos años pero desde ayer la Junta de Andalucía será la encargada de conceder las autorizaciones de ocupaciones de las zonas costeras y de resolver un problema que va camino ya de convertirse en endémico por la situación irregular en la que se encuentran muchos de los chiringuitos de la provincia que siguen su actividad sin concesión. El primer reto del Gobierno autónomico será regularizar la situación de los 171 establecimientos que carecen del permiso que les garantizará seguir abiertos en los próximos 15 años. Estos 171 son los expedientes que estaban pendientes de tramitar o que habían sido ya iniciados por la Demarcación de Costas, el organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente que hasta ayer tenía las competencias sobre todo el dominio público marítimo-terrestre.

El retraso que acumula la regularización de estos establecimientos tan populares en la provincia es extensible a prácticamente todos los municipios costeros. En Marbella, 24 de los 31 chiringuitos han obtenido la concesión en dominio público mediante la firma del acta de recepción con la Demarcación de Costas. En el caso de tres de ellos se ha autorizado una prórroga de tres años que evitará su traslado inmediato, un periodo en el que el Ayuntamiento tendrá que obtener suelo para una nueva ubicación. El resto "sólo han tenido que aceptar pequeñas condiciones", según explicó el edil de Playas, Antonio Espada, como la reducción de los sótanos de 150 a 100 metros o el rebaje de las cubiertas.

Entre los chiringuitos que no han normalizado su concesión hasta el momento destacan tres locales que no cumplen con la distancia mínima de separación de 200 metros y que obligan a seguir negociando al Ayuntamiento con la Junta de Andalucía. Espada espera que los tres "se acojan a la excepcionalidad de la norma", ya que funcionan "en zonas de gran afluencia de turistas". En otros dos casos, el Consistorio ha solicitado la prórroga de tres años para buscar un nuevo emplazamiento sin que por el momento haya obtenido la confirmación. Las dos solicitudes restantes corresponden a una terraza en dominio público y un establecimiento de las Dunas de Artola que se incluirá en el proyecto del parque natural.

Pero también quedan concesiones que ya empezó a tramitar Costas y que ahora deberá continuar la Junta de Andalucía en Torrox, Torre del Mar, Rincón de la Victoria, Málaga capital, Torremolinos, Mijas, Fuengirola y Manilva. Estepona, con 18 autorizaciones, y Algarrobo, con tres, son los únicos municipios en los que todos sus chinringuitos cuentan ya con una concesión, mientras que en Nerja al estar todos fuera del dominio público marítimo-terrestre es el Ayuntamiento el que se encarga de su gestión. Algo similar ocurre en Benalmádena únicamente habrá que tramitar siete concesiones al estar el 60% de los establecimientos en suelo urbano. Por otra pare, los empresarios quieren aprovechar que la Junta de Andalucía ha asumido las competencias de gestión del litoral para transformar las playas en "más activas", para lo que se plantean la creación de zonas deportivas y de guarderías, todo ello, según las primeras previsiones, para el verano de 2012.

15

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios