El cierre de la zanja del Metro en la Alameda se retrasa a finales de año

  • La demora puede incidir sobre el proyecto de reurbanización de la avenida, que ejecuta el Ayuntamiento de la mano de la Junta

Comentarios 1

El cierre de la cicatriz que hoy por hoy representan las zanjas abiertas sobre el lateral norte de la Alameda por la obra del Metro se hará esperar mucho más de lo imaginado. Lejos de acometerse la labor de reposición en superficie a lo largo del presente mes, como llegó a manejarse no hace mucho, la realidad hace que esta fase de la infraestructura ferroviaria se aplace a la parte final del presente año. Una incidencia en el calendario que, más allá de la afección que tiene sobre los comercios del entorno más directo, se dejará sentir sobre la programación que se viene diseñando en el marco de la semipeatonalización de la Alameda Principal.

De acuerdo con los últimos datos manejados por la Agencia de Obra Pública de Andalucía, organismo dependiente de la Consejería de Fomento, el hito que permitirá cubrir el hueco actual, así como acometer la renovación urbana de esta franja de la avenida, se pospone al menos hasta septiembre, en el caso de la parte del tajo que se extiende entre la Delegación del Gobierno y la calle Ordóñez, y a diciembre, en el caso de la franja que va desde esta vía hasta el puente de Tetuán.

La previsión inicial es que esta fase de la actuación arrancase a lo largo de este mes

Así se detalla en una información manejada por el ente autonómico y en la que se detalla el estado de los trabajos a fecha del pasado mes de febrero. En la misma, a la que tuvo acceso este periódico, se precisa que en la sección correspondiente al tramo entre la sede de la Junta y Ordóñez ya se iniciaron los trabajos de desmontaje y extracción del muro este del Fuerte de San Lorenzo, estando previsto que la citada actividad quedase concluida a mediados de este mes. "Es importante realizar esta actividad pues permite dar continuidad a los trabajos asociados a la ejecución de la losa de cubierta en sentido Ordóñez, es decir, excavación primer nivel, ejecución de puntales metálicos, excavación segundo nivel, ejecución de losa de cubierta…", se apunta.

Tras la finalización de la investigación arqueológica en la zona adyacente al muro este en sentido Ordóñez y despejar el recinto de obra, se allana el camino a continuar con las labores que posibilitan la ejecución de la losa de cubierta. "Prevemos finalizar la losa de cubierta del túnel en esta zona para la primera semana del próximo mes de junio", indicaron en ese escrito.

A partir de este punto deberá realizarse la demolición de la cabeza de las pantallas, la impermeabilización de la losa de cubierta del túnel, la realización de los elementos que permiten conectar el agua freática del lado norte con el lado sur, el relleno de tierras y suelo estructural para favorecer la proliferación de las raíces de los ficus, la reposición de los servicios urbanos (abastecimiento, saneamiento, gas, etc.) y el hormigonado de pavimentación.

Acometidas esta parte de la actuación, la Agencia de Obra Pública admite que su planteamiento pasa por "acabar el hormigón de pavimentación en esta zona para el mes de septiembre". "Con ese pavimento de hormigón podemos dar tránsito amplio en todo el sector, retirando el vallado fijo del Metro para acometer posteriormente el acabado final (colocación de las losas) por secciones o zonas". La pretensión es la de acometer este acabado final en dos medias secciones, de manera que primero se acometa la semibanda sur, es decir, la que se encuentra alrededor de los ficus, y posteriormente la semibanda adyacente a los edificios. La colocación del pavimento definitivo requerirá la demolición y retirada del actualmente existente, en particular el más próximo a las fachadas.

La espera será mayor en el resto de la sección entre Ordóñez y el Puente de Tetuán. Este sector, aclaran desde la Junta, se ve afectado por dos obras adicionales "de enorme complejidad" además de la ejecución del túnel. "Nos referimos al sostenimiento y conservación del muro-oeste del fuerte de San Lorenzo y la afección al colector de calle Carretería (embovedado del arroyo de El Calvario) que cruza el túnel a la altura del número 40 de la Alameda Principal", precisan. "La complejidad de estas obras, aún ejecutándose de forma simultánea, no nos permite disponer de la misma situación/fotografía que la del tramo anterior hasta diciembre de este año; es decir, el hormigón de pavimentación prevemos tenerlo acabado para finales de este año", sentencian.

No obstante, desde el ente se informó de que con el objetivo de rebajar el periodo de intervención se maneja la posibilidad de aumentar el rendimiento de determinadas actividades y posibilitar un mejor tránsito peatonal al actualmente existente por la acera norte entre Ordóñez y el puente para el último trimestre del año, dejando mayor ancho de acera.

Uno de los interrogantes que surge es en qué medida puede afectar este retraso al proyecto de reurbanización global de la Alameda. La primera de las tres fases espaciales en las que está dividido el eje en impulsarse será la central, cuya ejecución fue recientemente adjudicada por la Gerencia de Urbanismo a la empresa Verosa por 1,5 millones de euros.

La puesta en marcha de esta actuación tendrá lugar tras Semana Santa, contando un plazo de seis meses. Es decir, que podría estar finalizada para septiembre u octubre. A la par, el Ayuntamiento tiene en licitación la semipeatonalización del lateral sur de la Alameda, con un valor inicial de 4,3 millones de euros. La intención del Consistorio es que esta parte de la obra no coincida con la del eje central, al objeto de disponer de una alternativa para el tráfico que actualmente discurre por la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios