Los concejales de Malaya empiezan a defenderse de Roca

  • El tránsfuga del PSOE José Jaén asegura que jamás recibió sobres con 60.000 euros en metálico · El exasesor de urbanismo confesó en noviembre que sobornaba a los ediles

José Jaén, el edil tránsfuga del PSOE que junto a Isabel García Marcos se sumó al GIL para desalojar de la alcaldía a Julián Muñoz, ha sido el primer concejal procesado en el caso Malaya contra la corrupción político urbanística de Marbella que ha declarado en el juicio. Lo hizo ayer para asegurar que Juan Antonio Roca miente porque jamás le entregó ni un solo sobre con dinero.

El exasesor de urbanismo puso en noviembre a los concejales a los pies de los caballos cuando confesó que les daba dinero en metálico con cierta regularidad para que se mantuvieran unidos. Además, por primera vez admitió que los papeles intervenidos por la Policía en Maras Asesores son, como sostiene la Fiscalía Anticorrupción, su contabilidad secreta. En esas anotaciones figura que José Jaén recibió 60.000 euros entre octubre de 2004 y febrero de 2005. Sin embargo, el edil afirmó ayer ante el tribunal que a lo largo de su vida ha hablado si acaso " dos o tres veces con Roca son muchas".

Jaén, que se enfrenta a nueve años de cárcel y 150.000 euros de multa por cohecho y malversación de caudales públicos, restó importancia al papel que jugó en el último gobierno del GIL en Marbella. Explicó que llegó a la política local tras las elecciones de mayo de 2003 y que habían pasado apenas dos meses cuando Isabel García Marcos, en aquellos tiempos azote del gilismo, le comunicó que en un par de días se interpondría una moción de censura para echar a Julián Muñoz y que debían apoyarla porque "el PSOE regional estaba de acuerdo", aunque unos días después la dirección socialista dio una contraorden.

A preguntas del fiscal Anticorrupción Juan Carlos López Caballero aclaró que aquella era la solución que se plantearon para "regularizar el urbanismo" de Marbella y la oportunidad para que "las licencias se dieran conforme al PGOU de 1986", después de que durante lustros se autorizaran viviendas al amparo de un plan urbanístico que nunca pasó de ser un proyecto.

Desde este punto de vista, Roca no pintaba nada en una maniobra supuestamente orquestada por Jesús Gil para retomar desde la sombra el control político que le negaba su heredero en la Alcaldía, Julián Muñoz. El concejal aseguró que ni siquiera vio a Roca en la notaría de José María García Urbano, en Estepona, donde se firmó la moción de censura. Aunque tampoco quiso poner la mano sobre el fuego y, por si acaso, dejó caer que allí había varios despachos. Después se fue a Sevilla con unos familiares y posteriormente a Lisboa, donde estaban otros concejales de la moción de censura, aunque él afirmó que sólo estuvo un día y que sufragó de su bolsillo los gastos del viaje.

Jaén Polonio trató de hacer ver que él se circunscribió a su trabajo en la concejalía de Cultura y Educación y en la tenencia de alcaldía de Nueva Andalucía, sin participar en el resto de los asuntos porque en las comisiones de gobierno se limitaba a aprobar exclusivamente aquellas licencias y permisos municipales que tenían informes favorables.

No obstante, el fiscal le hizo oír varias conversaciones telefónicas, grabadas por la Policía, que sostuvo con el procesado Ismael Pérez Peña, el empresario que suministraba los vehículos municipales y con el que el Ayuntamiento acumulaba una deuda de varias decenas de millones. Pérez Peña, que ha confesado haber pagado un soborno de 180.000 euros a Roca y entregado varios coches a Marisol Yagüe, amenazaba con acudir a los medios de comunicación si no le pagaban rápido.

En esas charlas Jaén Polonio habla con Pérez Peña de la licitación de vehículos, motos y ambulancias, junto a otros temas personales entre los que figuraban un traslado de 200.000 toneladas de chatarra en el que el empresario le prometía "repartirse" el beneficio, además de informarle de que tenía "controlado" lo de "su hija", después de que el concejal Victoriano Rodríguez le pidiera que "le pegase un meneo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios