El contable de Roca dice que se limitaba a anotar lo que le ordenaba

  • Salvador Gardoqui declaró ayer en el juicio del caso Malaya sobre sus tareas en Maras Asesores

El acusado en el caso Malaya Salvador Gardoqui, considerado el contable del presunto cerebro de la trama de corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca, reiteró ayer que se limitaba a escribir en archivos de la sociedad Maras Asesores, donde, según las acusaciones, se recogerían supuestos pagos y cobros, los datos que le dictaba el principal acusado, aunque insistió en que no sabía si eran reales, al no tener "el soporte documental que me dijera que eso era cierto".

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que Gardoqui llevó la contabilidad de determinadas sociedades y en su despacho en Maras Asesores, empresa vinculada a Roca, se localizaron archivos informáticos de 2004 a 2006, en los que se reflejan ciertos apuntes de ingresos y salidas de fondos que "ilícitamente" llegaban a poder del principal acusado. Además, cuando se le detuvo se le intervinieron documentos de supuestos negocios de Roca.

Gardoqui ya había declarado en otro bloque del juicio del caso Malaya y en la sesión de ayer volvió a insistir en que hizo los cuadros pero que "me limitaba a poner lo que el señor Roca me decía y jamás vi que fueran entradas y salidas de dinero".

Además, aseguró que Roca le dio un disco duro con archivos en blanco, pero señaló que éste nunca le explicó conceptos como "caja general". También afirmó que él no tenía control de la caja fuerte ni sobre las cuentas, sólo controlaba la contabilidad de las sociedades de las que se encargaba.

Asimismo, dijo que "nunca" vio que se entregaran sobres y que no tiene conocimiento "de que se haya realizado pago alguno a nadie".

Tampoco dijo saber por qué no hay referencias anteriores a 2004 y indicó que en su despacho "nunca nadie hizo ninguna limpieza". En su declaración insistió en que no puede saber si esos archivos pudieron ser modificados tras rellenarlos y añadió que "nunca ha habido un ánimo de ocultar nada", apuntando que el disco duro estaba encima de la mesa.

También volvió a declarar el acusado Sergio Santana, que trabajó de informático en Maras Asesores hasta 2003 y previamente en la sociedad municipal Planeamiento 2000 y en el gabinete jurídico Sánchez Zubizarreta, considerando las acusaciones que fue sustituido por Gardoqui. Éste señaló que nunca actuó como contable y explicó que frecuentemente se le pidió que hiciera hojas de cálculos, pero nunca rellenó esos formularios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios