El cuerpo tarda 5 días de media en recuperarse tras llevar un trono

  • Las lesiones más frecuentes en estos días son las contracturas, la inflamación del trapecio y músculos cervicales, la lumbalgia y el dolor de cuádriceps

Portar un trono de cualquier procesión implica un intenso esfuerzo para el cuerpo. No sólo a nivel muscular sino también a nivel del aparato osteoarticular debido al peso que se soporta a lo largo de toda la jornada. En este sentido, el equipo de Traumatología de Hospital Quirón Málaga, liderado por el Dr. López Arévalo, ha elaborado un decálogo de medidas preventivas para preparar el cuerpo antes del día señalado y evitar así lesiones o problemas crónicos futuros.

Según los especialistas médicos de Hospital Quirón Málaga, las lesiones más comunes y que suponen un aumento considerable de las consultas de traumatología tras las fiestas de Semana Santa suelen ser las contracturas musculares, cervicales, y de toda la espalda en general, así como sobrecargas en articulaciones, hombros y piernas. Igualmente, cargar este peso, año tras año, puede provocar lesiones crónicas tales como la deformación de la parte del cuerpo que soporta el peso, frecuentemente hombros y espalda.

Por su parte, los especialistas hacen hincapié en respetar las edades a la hora de llevar un trono en Semana Santa. En este sentido, el Dr. Manuel Escalona Peña, del Equipo de Traumatología de Hospital Quirón Málaga y especialista en Medicina del Deporte recomienda que personas mayores de 50 años no se sometan a este tipo de carga ya que, “a partir de esta edad, nuestro cuerpo sufre mucho más y, en este sentido, lesiones cuya recuperación oscila entre los 4-5 días, podrían dar lugar a lesiones crónicas como la degeneración de las articulaciones, rodillas o columna vertebral”.

Decálogo del paciente

El equipo de Traumatología de Hospital Quirón Málaga afirma que es totalmente indispensable preparar el cuerpo para el esfuerzo a realizar en estos días. De este modo, aclaran que el tiempo del esfuerzo (en la mayoría de los casos de 3-5 horas) unido a la carga directa, el ritmo del paso, la ropa o accesorios inadecuados y la mala postura pueden suponernos una lesión innecesaria. En este sentido, los especialistas médicos ponen a disposición de los ciudadanos interesados buenas prácticas a tener en cuenta antes, durante y tras la procesión. Un decálogo de medidas preventivas que incluso mejorarán el rendimiento y minimizarán los daños.

1.-A lo largo del día de la procesión es de vital importancia. Se deben realizar estiramientos y movimientos amplios de las articulaciones participantes (cuello, hombro y piernas).

2.-El ritmo de marcha no es como el habitual. Andar con peso encima modifica nuestra mecánica normal de la marcha, con lo que puede aparecer tendinitis por sobrecarga. De este modo, es recomendable utilizar un calzado cómodo y flexible.

3.-Se recomienda, en caso de que pudiera realizarse, cambiar el peso de hombro cada hora aproximada.

4.-Es aconsejable utilizar almohadillas que se emplean para acomodar el peso al cuerpo y que debe tener un espesor adecuado. Se evitará así el roce sobre los contornos óseos superficiales.

5.-Con respecto a la postura es muy importante mirar hacia delante, contraer abdominales para proteger la región lumbar, relajar hombros e intentar no doblar codos y muñecas.

6.-Es necesario usar fajas para prevenir lesiones lumbares así como vendajes funcionales en las

articulaciones de tobillo y rodilla. Según los especialistas, la zona lumbar sufre mucho y normalmente se acaba cediendo por el peso y doblando la espalda, recayendo gran parte del peso en la zona lumbar. El uso de fajas estabilizará y calentará la zona previniendo lesiones.

7.-Hidratarse adecuadamente a lo largo de todo el camino y tomar azúcares de derivación rápida durante el recorrido.

8.-Tras la procesión se puede aplicar frío para disminuir los efectos en las articulaciones y calor en la musculatura cansada.

9.- Es aconsejable, en caso de dolor continuado, tomar algún tipo de antiinflamatorio que aliviará la zona afectada.

10.-Nunca un menor de 18 años debe someterse a un sobrepeso como éste.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios