El 'decretazo renovable' frena una inversión de 350 millones

  • El Gobierno ha suspendido la concesión de primas para nuevos proyectos de energías renovables, afectando a 17 instalaciones en Málaga que hubieran creado 878 empleos

Comentarios 4

El futuro de las energías renovables en Málaga está, en estos momentos, congelado y nadie sabe qué va a ocurrir en los próximos meses o años. La aprobación por parte del Gobierno de un decreto ley que suspende la concesión de incentivos para nuevas construcciones ha dejado en el aire la instalación de 17 proyectos en 13 municipios de la provincia que supondrían, según la Junta de Andalucía, una inversión de 351,7 millones de euros y la generación de 878 empleos. En concreto, se ha paralizado la puesta en marcha de parques eólicos en Almargen, Álora, Antequera, Ardales, Campillos, Cañete La Real, Casares, Cuevas del Becerro, Sierra de Yeguas y Valle de Abdalajís, así como una central de biomasa en Archidona, una planta de cogeneración en Estepona y dos plantas de cogeneración y una de biogás en Málaga.

"La compleja situación económica y financiera, así como la situación del sistema eléctrico, aconsejan la supresión de los incentivos para la construcción de estas instalaciones, con carácter temporal, mientras se pone en marcha una reforma del sistema eléctrico que evite la generación de déficit tarifario", explicó el Gobierno tras aprobar ese decreto a finales de enero, una medida que frena al sector en toda España y que ha desatado todo tipo de críticas. Mariano Barroso, presidente de la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean), asegura que este decreto ley "nos ha dejado tan chafados que ya no tenemos ganas ni de pelear". Este experto afirma que el sector está "muy preocupado, ya que no sabemos qué hacer. Se habla de una suspensión temporal y no sabemos si será de dos meses o de dos años y nadie sabe a qué atenerse. Es un freno total". El presidente de Aprean propone incluso que se puedan hacer parques eólicos sin recibir ninguna subvención -son rentables aquellos que tengan un determinado número de horas en funcionamiento al descender el coste de la maquinaria- "aunque ni siquiera dejan hacer éstos". Barroso subraya que ha pedido reunirse en varias ocasiones con el ministro de Industria, José Manuel Soria, que ayer estaba precisamente en Málaga, "pero no nos recibe".

El Gobierno justifica esta decisión en el hecho de que "la capacidad de generación de energía renovable instalada actual es suficiente para asegurar la cobertura de la demanda prevista", y que hay "un holgado margen de maniobra" para conseguir los objetivos de producción de energía renovable en 2020. En este sentido, el ejecutivo puntualizó que esa suspensión de primas no afecta a las instalaciones que ya estuvieran en marcha ni a las subvenciones ya autorizadas. La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Susana Radío, y la delegada provincial de Economía, Innovación y Ciencia, Marta Rueda, dieron ayer una rueda de prensa para denunciar este nuevo decreto ley que, a escala andaluza, afecta a 264 proyectos que supondrían una inversión de 14.700 millones de euros. Rueda explicó que, por ejemplo, en Almargen hay 304 desempleados y se iban a levantar dos parques eólicos que hubieran generado 126 empleos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios