El nuevo delegado de la ONCE trabajará para lograr la igualdad de oportunidades

El nuevo delegado de la ONCE en Málaga, José Miguel Luque, tomó ayer posesión de su cargo y destacó que afrontará esta etapa con el objetivo de conseguir el desarrollo socioeconómico de este colectivo y la igualdad de oportunidades, eliminando las barreras que impiden su integración. A la Administración le pedirá que trabaje para la recuperación de los derechos perdidos como consecuencia de la crisis. En un acto con numerosos representantes institucionales, políticos, empresariales y sociales, Luque, nacido en Valle de Abdalajís en 1962 y afiliado a la ONCE desde 1987, dijo que su trabajo, dirigido a "todos", estará marcado por la comunicación, la solidaridad, la equidad, la honestidad, el respeto, la profesionalidad y la transparencia.

Luque hizo un recorrido por los principales episodios de su vida, destacando la importancia que en ella han tenido sus padres, que le transmitieron los valores de la honestidad, el esfuerzo y el trabajo bien hecho y que no se pusiera límites, y también sus hermanos, pero sobre todo su mujer María José y sus tres hijos.

Recordó que, como vendedor de la ONCE, dio su primer gran premio en Álora en abril de 1988. Desde entonces, Luque ha tenido diversas responsabilidades dentro de la ONCE, sobre todo fuera de Málaga.

En el acto participó también su antecesor y nuevo delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, quien recordó sus casi 11 años al frente de la delegación malagueña, un periodo del que se ha sentido "orgulloso". "Este centro es mi casa", subrayó. Del nuevo responsable de la ONCE en Málaga ha resaltado la "lealtad absoluta" a la organización que ha demostrado todo este tiempo, y que ha tenido como recompensa su vuelta a la provincia que le vio nacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios