El desconocido inquilino de Sierra Tejeda

En peligro de extinción y con una presencia muy desigual en la Península ibérica, el llamado musgaño de Cabrera ha sido localizado por primera vez en el parque natural de Tejeda y Almijara. El hallazgo de esta nueva especie de mamífero, científicamente bautizado como Neomys anomalus, supone un importante hito debido a su apenas constatada presencia en Málaga.

Fue el pasado domingo cuando fue avistada este mamífero del grupo de las musarañas por cuatro miembros de una expedición zoológica del departamento de Biología Animal de la Universidad de Granada, mientras estudiaban los artrópodos del río Turvilla, a la altura del paraje de La Fábrica de Canillas de Albaida dentro del espacio protegido. A pesar del rápido movimiento del animal, todos pudieron comprobar detalles morfológicos que no dejaban lugar a dudas por su cuerpo oscuro por el dorso y blanquecino en el vientre, cabeza con hocico puntiagudo y gran facilidad de desplazamiento en el agua.

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA) hizo pública ayer la noticia que apuntó supone "un nuevo valor faunístico al parque natural de Tejeda y Almijara y a la comarca malagueña de la Axarquía en general". De hecho, los datos han sido comunicados mediante un escrito a la Delegación Provincial de Medio Ambiente de Málaga, con objeto de que sea tenidos en cuenta en la gestión de este espacio . La importancia del hallazgo es que en la provincia de Málaga este mamífero apenas es conocido. Solamente en la Sierra de Camarolos de Villanueva del Rosario ha sido avistado. Según GENA, se empezó a sospechar de su presencia en la Axarquía a partir de un avistamiento realizado en 2011 por un biólogo en el río Turvilla, a la altura de la localidad de Archez. Tras este aviso, una comisión del colectivo ecologista se desplazó hasta allí pero no pudo comprobar su presencia.

Un año después, el mamífero fue visto río arriba, a la altura de Canillas de Albaida, pero tampoco se pudo comprobar su presencia dadas las costumbres huidizas de este animal de vida acuática y que puede alcanzar hasta 90 milímetros de largo. Es un animal de movimientos muy rápidos, generalmente bajo el agua, y sólo de vez en cuando sale a la orilla sin separarse mucho del medio acuático. Su aspecto recuerda a una musaraña grande, o incluso a un desmán, por su característico rostro puntiagudo. Su pelaje es casi negro dorsalmente y blanco ventralmente.

Se trata de una especie de amplia distribución por el centro y sur de Europa, que llega a extenderse hasta Asia menor. sin embargo, el Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía señaló que por alguna razón su presencia es discontinua en la Península Ibérica, donde sí su presencia es más abundante en la mitad norte especialmente en la cornisa cantábrica. En la zona sur, hay pocos casos constatados del musgaño de Cabrera hasta el punto de que está considerada una especie en peligro de extinción en el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios