El detenido por apuñalar 11 veces a su mujer dice que lo hizo "por amor"

  • Agresor y víctima continúan hospitalizados · El hombre no había asimilado el inicio de los trámites de separación · Declarará directamente ante el juez

El hombre de 60 años de edad que fue detenido la madrugada del domingo en Marbella tras asestar 11 puñaladas a su mujer ha manifestado que lo hizo "por amor". El agresor, que posteriormente intentó quitarse la vida, supuestamente no asimilaba la iniciación de los trámites de separación de la pareja y trató de acabar con su vida. No había denuncias previas de maltrato y alguno de los vecinos señaló que no recordaban incidentes previos.

Según informaron fuentes policiales, el hombre justificó a los agentes la brutal agresión con la siguiente frase: "Lo he hecho por amor". Un argumento utilizado con asiduidad por los autores de este tipo de delitos.

La hipótesis con la que se trabaja es que éste no había asimilado el inicio de los trámites de separación, ya que las fuerzas de seguridad no tenían constancia de incidentes previos entre la pareja.

Las citadas fuentes señalaron que el detenido está acusado de un delito de tentativa de homicidio, que podría elevarse con los agravantes de parentesco y ensañamiento, y otro de violencia en el ámbito doméstico.

El hombre no ha prestado declaración ante la Policía Nacional de Marbella, que se ha hecho cargo de la caso, y testificará directamente ante la autoridad judicial cuando abandone el centro hospitalario donde permanece custodiado.

Fuentes del Hospital Costa del Sol, donde se encuentran ingresados víctima y agresor, señalaron ayer que la mujer se encontraba fuera de peligro después de que el domingo dejase la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que su marido permanece en estado grave. Éste presentaba una perforación en uno de los pulmones que se provocó con el mismo arma blanca con la que segundos antes había apuñalado a su esposa 11 veces.

El suceso ocurrió sobre las 4.55 del domingo en la calle Alcornoque, ubicada en la zona Elviria de Marbella.

A consecuencia de la agresión, la mujer sufrió varias heridas en el pecho y en el costado, por lo que fue trasladada en estado grave al Hospital Costa del Sol de Marbella, donde también ingresó también el presunto agresor.

Una vecina, que había estado con la víctima poco antes de la agresión, explicó que la mujer estaba "esperando que él se fuera de la casa". Ésta añadió que la víctima no había presentado contra su marido ninguna denuncia con anterioridad "porque no había habido malos tratos".

La vecina, que salió con la víctima a tomar una copa la noche del sábado, describió que el hijo de ésta llamó a la Policía y a una ambulancia para alertar de lo sucedido. Por su parte, otra residente aseguró que la pareja "nunca se había peleado", ya que ella "nunca había oído nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios