La diabetes se duplicará en 20 años por el sedentarismo y la obesidad

  • Estudios hechos en Pizarra, Asturias y País Vasco advierten que cada año se registran de 9 a 19 nuevos casos por cada mil habitantes que se van acumulando y engordan progresivamente la cifra de diabéticos

La diabetes y la obesidad son "como un trasatlántico": es difícil frenarlos y revertir su rumbo. Así de gráfico fue ayer el jefe de Endocrinología del Hospital Carlos Haya, Federico Soriguer, que advirtió que por esa inercia la diabetes seguirá aumentando "de forma ineluctable". La previsión de los especialistas es que se duplique en las próximas dos décadas debido al incremento de la obesidad y a la vida cada vez más sedentaria.

Diversos estudios hechos en Pizarra, Asturias y País Vasco alertan que el número de nuevos casos de diabetes se incrementa de 9 a 19 por 1.000 habitantes cada año, lo que provoca que la cifra acumulada sea cada vez mayor; que cada vez el trasatlántico lleve más pasajeros.

A esta realidad -que muchos especialistas consideran ya un problema de salud pública- contribuye el hecho de que España tenga el mayor nivel de obesidad de la Unión Europea (el 28,5%) y que más de la mitad de la población (60%) no haga ejercicio ni siquiera una vez a la semana. En medio de este panorama pesimista, Soriguer apuntó un dato positivo que es que el 95% de los españoles utilizan el aceite de oliva que es un alimento cardiosaludable.

Los datos fueron facilitados ayer con motivo de la presentación del XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (SED), que se tendrá lugar entre mañana y el sábado en Málaga. Durante el encuentro, se presentará el primer estudio nacional sobre la diabetes (Di@bet.es) que se ha hecho en España, en el que han participado 40 profesionales de diferentes hospitales y que ha sido coordinado por el Servicio de Endocrinología del Carlos Haya. Según concluye el trabajo, el 13,5% de la población española padece diabetes. A nivel mundial hay 220 millones de diabéticos y los expertos vaticinan que "dentro de 15 o 20 años" las cifras superarán con creces los 500 millones. La previsión de los especialistas es que España siga la misma tendencia creciente y también duplique el número de afectados por la enfermedad.

El mensaje de los endocrinólogos es que deben adoptarse "acciones nacionales e internacionales de choque" para atajar la pandemia. "La diabetes no es una enfermedad que nos haya caído como un castigo bíblico. Es consecuencia de la forma de vida de los países industrializados y hay que cambiar esa forma de vida porque es posible revertir la situación", apuntó Soriguer. El trasatlántico puede frenarse y virar el rumbo, pero hay que diseñar estrategias con esa meta.

El jefe de Endocrinología del Carlos Haya precisó que el 90% de los pacientes ingresados en Cardiología de ese centro sanitario son diabéticos por lo que abogó por diseñar estrategias desde los hospitales para abordar el problema. Ya existe la estrategia NAOS para la prevención de la obesidad y hay otras medidas para combatir el exceso de peso y el sedentarismo. Pero según los expertos, a tenor de los datos, está claro que "no son suficientes" y que hay que profundizar más en prevención de los factores de riesgo de la diabetes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios