El dilema entre el éxito laboral y la maternidad

  • Muchas mujeres tienen que elegir entre quedarse al cuidado de sus hijos o renunciar a ser madre por el miedo a perder su trabajo

No quieren verse en la obligación de tener que elegir entre dar el pecho a sus hijos y poder estar con ellos durante sus primeros meses de vida y frenar su carrera profesional. Pero lo cierto es que muchas mujeres se ven entre la espada y la pared en no pocas ocasiones por el miedo a perder su posición en su trabajo. Madres, jóvenes y trabajadoras reclaman a medidas que les faciliten compatibilizar vida personal y profesional sin tener que renunciar a una de las dos. Parece una reivindicación desfasada en pleno siglo XXI cuando en teoría la mujer ha conseguido la ansiada igualdad, aunque en la asociación Criar con Apego creen que es un reto que aún está demasiado lejos de ser una auténtica realidad. Su presidenta, Delia Carvallo, asegura que las mujeres se han incorporado al mercado laboral "pero teniendo que adaptarse al rol masculino con la carga de ser madre, cuando lo lógico hubiera sido que primero se creara una nueva figura para repartir las responsabilidades por igual".

Las mujeres que defienden la lactancia materna no quieren imponer al resto la obligación de hacerlo si no quieren, pero sí que todas puedan tener la libertad de ejercer su derecho a elegir. "Hay quien nos acusa de volver atrás en nuestras demandas y no es cierto porque lo que pretendemos no es que la mujer se quede en casa al cuidado de los hijos sino que cada una pueda hacer lo que le haga feliz", señaló. Para lograrlo, creen que antes habría que avanzar en algunas de las normas que regulan estos derechos por considerarlas insuficientes. La primera sería prolongar la baja por maternidad. España es uno de los países de la Unión Europea que menos tiempo de baja establece para las mujeres que dan a luz. Apenas 16 semanas que, según la presidente de esta asociación malagueña, están muy por debajo de los seis meses que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda para alimentar a los bebés con leche materna.

No creen que sea sólo una medida buena para el niño, sino también para la propia madre porque "si está contenta con su entorno laboral será más productiva". La teoría, en su opinión, está bastante aceptada por la sociedad aunque no tanto cuando se trata de aplicarla a la práctica y "la mujer tiene que ver por si sola que tiene el poder para decidir". Pero no bastaría con prolongar la baja por maternidad para facilitar que la mujer pueda compatibilizar su deseo de ser madre con el de seguir con su carrera profesional. También defienden que las empresas deberían favorecer el teletrabajo porque "hoy en día con internet se puede trabajar perfectamente desde casa y así poder organizarte mejor", explicó Delia.

Aún así, si hay mujeres que prefieran ir a su centro de trabajo por libertad o por que no haya más remedio por el tipo de actividad, demandan que la administración facilite a las empresas mediante la firma de convenios la creación de guarderías donde poder dejar a los hijos mientras las madres trabajan. De momento, estas medidas son sólo una utopía de la que pueden disfrutar hoy en día muy pocas mujeres y en lo que, según la directora del área de la Mujer en el Ayuntamiento de Málaga, Gema del Corral, "la sociedad tiene que avanzar". Cree que faltan "muchos recursos y es una realidad en la que todos deberíamos poner de nuestra parte para acabar con esa mentalidad y que la mujer pueda elegir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios