El dique flotante se estrena

  • Un remolcador de altura es el primero que pasa la inspección y realiza una serie de ajustes en el remozado 'Andalucía'

Tras regresar al puerto el 15 de diciembre después de sufrir una importante reforma, el dique flotante Andalucía se estrenaba la semana pasada albergando en su interior al remolcador de altura Herakles; el cual, debía pasar una inspección además de realizar una serie de ajustes menores.

Con sus nuevos 145 metros de eslora, una longitud que le permitirá reparar barcos de hasta 150 metros, el Andalucía, tras su llegada al puerto malagueño necesitaba varias semanas para ultimar detalles y volver a reposicionarse en la dársena de Heredia; un posicionamiento que se realizaba a mediados de enero y que lo dejaba finalmente situado, debido a su mayor longitud, algo más próximo al muelle número cuatro.

Con una muy positivas perspectivas de trabajo a medio plazo, el estreno del dique que, según informaciones de la empresa Mario López, debía haberse producido antes de finalizar enero, se posponía a mediados de marzo, fecha en la que un portacontenedores de algo más de 120 metros de eslora tiene previsto entrar para realizar una serie de reparaciones en seco.

Y mientras se espera la llegada de este primer buque; un barco acorde con las nuevas dimensiones del dique, la pasada semana, el remolcador del altura Herakles, que tras sufrir un embargo atracado en Málaga cambiaba de propietario y ya está listo para dejar el puerto, realizaba una corta estancia de menos de cuatro días (del lunes 14 al viernes 16) en el remozado dique flotante.

La necesidad de que unos inspectores de la compañía aseguradora del buque revisaran su casco, obligaba al remolcador de bandera maltesa a usar los servicios del dique malagueño. Aprovechando esta circunstancia, según han informado técnicos de la empresa Mario López a este diario, al Herakles se le realizaban unas reparaciones menores en los ejes de sus timones y en una plancha a proa en su costado de babor. Mientras esto se realizaba, miembros de la tripulación del barco aprovechaban para pintar en sus dos chimeneas el logotipo de la nueva empresa propietaria de este barco.

Un trabajo imprevisto que ha servido para estrenar oficialmente al dique flotante malagueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios